Senadores republicanos de EE.UU. respaldan sanciones de Trump a Irán

El proyecto de ley, denominado Ley de Preservación de las Sanciones contra Irán, fue presentado por los senadores republicanos James Lankford, John Cornyn y Tim Scott, y el ex secretario de Estado Mike Pompeo también expresó su apoyo a la medida.

  • Senadores republicanos de EE.UU. respaldan sanciones de Trump a Irán.
    Senadores republicanos de EE.UU. respaldan sanciones de Trump a Irán.

Los senadores republicanos estadounidenses, James Lankford, John Cornyn y Tim Scott, han presentado una nueva legislación, denominado Ley de Preservación de las Sanciones contra Irán,  al tiempo que defienden la llamada política de máxima presión.

El exsecretario de Estado Mike Pompeo también expresó su apoyo a la medida. "Estoy orgulloso de apoyar la legislación que el senador Lankford y sus colegas están presentando para asegurar que nos apegamos a las sanciones de Estados Unidos sobre Irán y nunca permitir que Irán obtenga un arma nuclear y que detenga sus actividades terroristas", afirmó Pompeo.

La legislación exige que EE.UU. mantenga las sanciones actuales dirigidas a la industria petrolera, el sector financiero y las personas acusadas de apoyar el terrorismo de Irán hasta que este país suspenda su programa nuclear y ponga fin a lo que, según ellos, es el "apoyo al terrorismo" de Teherán.

Esta propuesta es lanzada, en momentos en que la administración de Joe Biden está haciendo intentos para volver a entrar en el Plan Integral de Acción Conjunto (JCPOA), un acuerdo nuclear que el ex presidente estadounidense Trump abandonó en 2018 en favor de una campaña de máxima presión que incluía severas sanciones y provocaciones militares temerarias.

Las negociaciones multilaterales comenzaron en Viena a principios del mes pasado para que Estados Unidos vuelva a cumplir con el JCPOA. Hasta ahora, las conversaciones no han conducido a un resultado tangible, pero Teherán afirma que EE.UU. ya ha accedido a eliminar las principales sanciones dirigidas a la industria petrolera y al sector financiero de Irán.

"El Congreso debe actuar para preservar el enfoque de 'máxima presión' y evitar la estrategia de apaciguamiento de la Administración Biden", dijo Lankford.

Cornyn dijo que al asegurar la continuación de las sanciones contra Irán, la legislación abordaría "tanto la amenaza nuclear de Irán como su apoyo al terrorismo, a diferencia del acuerdo nuclear con Irán".

Scott también se opuso a los intentos de la administración Biden de reincorporarse al JCPOA y eliminar las sanciones, pero dijo que el pueblo iraní y los pueblos del mundo merecen algo mejor.

Los republicanos del Senado ponen más obstáculos

Mientras tanto, otra medida que se está llevando a cabo en el Senado de EE.UU. exigiría que la administración de Biden obtenga la aprobación del Congreso antes de llegar a un acuerdo con Irán sobre la restauración del JCPOA.

Según el Washington Free Beacon, la nueva enmienda, aunque no está claro a qué proyecto de ley se adjuntará, fue encabezada por el senador republicano Ron Johnson y copatrocinada por los senadores republicanos James Risch, Ted Cruz, Marco Rubio y John Barrasso.

"Nuestros adversarios entienden que la administración Biden trazará el mismo curso débil y desastroso que el presidente Barack Obama", dijo Johnson en un comunicado. 

Añadió que es fundamental para la "seguridad de Estados Unidos y para la paz mundial que cualquier acuerdo que Biden negocie con Irán sea considerado un tratado que requiera la ratificación del Senado estadounidense".

La enmienda también impediría que el gobierno de Biden eliminara unilateralmente las duras sanciones económicas impuestas a Irán.

Por su parte, Teherán también ha criticado a la administración Biden por no eliminar todas las sanciones impuestas tras la entrada en vigor del JCPOA, argumentando que la administración Biden, que está en su quinto mes de mandato, está explotando las sanciones de la era Trump como "palanca" en las conversaciones de Viena.

El ministro de Asuntos Exteriores iraní, Mohammad Javad Zarif, dijo el lunes que la eliminación de las sanciones de Trump es una "obligación legal y moral", instando a la administración Biden a retirar las sanciones de una vez.

En el otro lado del espectro político de Estados Unidos, los argumentos a favor de la reincorporación al JCPOA giran en torno a la idea de la "pérdida de influencia" sobre Teherán durante la administración Trump, en lugar de exponer hechos indiscutibles como el estricto cumplimiento del JCPOA por parte de Irán antes de la retirada de Estados Unidos; la política de principios de la República Islámica de no desarrollar, mantener ni utilizar bombas atómicas y otras armas de destrucción masiva; o la "obligación legal y moral" de la nueva administración de acabar con las sanciones ilegales que han perjudicado gravemente al pueblo iraní.

"Solo volviendo al cumplimiento del acuerdo nuclear con Irán puede la administración Biden restaurar la influencia de EE.UU. sobre Irán y asegurar los intereses críticos de EE.UU.", señaló un artículo oublicado el viernes por Newsweek.

El texto, de la autoría de Tyler Cullis, argumentaba que el regreso de Estados Unidos al JCPOA revitalizaría la influencia perdida al limitar el programa nuclear iraní, evitar el impacto decreciente de las sanciones y centrarse en otros aspectos de las actividades de Irán a los que EE.UU. se opone.

"Con demasiada frecuencia, en Washington se confunde la influencia con el poder", decía. "No hay duda de que Estados Unidos tiene el poder de imponer sanciones que instituyan efectivamente un boicot internacional a la economía de Irán. Pero la era de la 'máxima presión' evidencia el hecho de que el poder no siempre se traduce en apalancamiento, y que un despliegue demasiado audaz puede conducir al agotamiento y la inutilidad."

"La administración Biden tiene la intención de volver al JCPOA y, al hacerlo, puede adaptar mejor el uso del poder estadounidense para maximizar la influencia con Irán", añadía el artículo.