Pospuesto en Reino Unido introducción de controles aduaneros posBrexit

La decisión busca evitar que las empresas británicas tengan que dedicar tiempo a lidiar con las nuevas regulaciones en momentos en que se aplican en restañan los daños de la pandemia.

  • Pospuesto en Reino Unido introducción de controles aduaneros posBrexit
    Pospuesto en Reino Unido introducción de controles aduaneros posBrexit

Pospondrá el gobierno Británico para el año próximo la introducción de los controles aduaneros posBrexit que debían comenzar a aplicar a las importaciones procedentes de la Unión Europea desde el 1 de octubre.

El ministro a cargo de los asuntos del Brexit con el bloque europeo, David Frost, explicó que la decisión busca evitar que las empresas británicas tengan que dedicar tiempo a lidiar con las nuevas regulaciones en momentos en que se concentran en restañar los daños causados por la pandemia de la Covid-19.

Como parte del tratado de retirada que entró en vigor en enero de este año, el Reino Unido abandonó el mercado único y la unión aduanera europeos, por lo que todas las mercancías que crucen el canal de La Mancha deben ser sometidas a controles sanitarios y de seguridad a cada lado de la frontera.

La UE comenzó a aplicar el acuerdo desde abril pasado, el gobierno británico alegó entonces que las compañías británicas necesitaban más tiempo para adaptarse al nuevo escenario posBrexit.

Asimismo, en virtud de la decisión unilateral anunciada este martes, la presentación de declaraciones de aduana quedó pospuesta para enero de 2022, mientras que los controles de seguridad y los certificados sanitarios para las exportaciones no serán exigidos hasta julio de ese año. De esta forma las empresas tendrán más tiempo para prepararse, aseveró Frost.

Londres decidió, la semana pasada, también de forma unilateral, extender el periodo de gracia del llamado protocolo norirlandés, el cual permite el trasiego de mercancías entre Gran Bretaña e Irlanda del Norte sin necesidad de cumplir con las regulaciones de la UE.

En aquella ocasión, explicó el propio Frost, la idea es ganar más tiempo para negociar una solución que complazca a los unionistas norirlandeses que amenazan con hacer caer el gobierno de coalición que sostiene los acuerdos de paz en esa volátil provincia británica.

El acuerdo del Brexit deja a Irlanda del Norte dentro del mercado único y la unión aduanera europeos para evitar el establecimiento de una frontera física con la República de Irlanda, pero los grupos leales a la corona británica temen que el protocolo los aleje de Londres y exigen su eliminación, y al menos una renegociación de sus términos.