Estiman habrá relajación de tensiones entre Estados Unidos e Irán en un futuro concebible

Las tensiones entre Estados Unidos e Irán pudieran disminuir en un futuro previsible según valoró un artículo del sitio Indian Punchline “La doctrina Biden aparece en el Golfo Pérsico”.

  • Estiman habrá relajación de  tensiones entre Estados Unidos e Irán en un futuro concebible
    Estiman habrá relajación de tensiones entre Estados Unidos e Irán en un futuro concebible

Suscrito por M. K. BHADRAKUMAR el texto refiere a “signos incipientes de un repliegue de Estados Unidos respecto a Arabia Saudita tras una serie de movimientos en las últimas 2-3 semanas". Paralelamente, la Administración Biden está teniendo en cuenta que el nuevo gobierno iraní está volviendo a la mesa de negociaciones en Viena sobre cuestiones nucleares.

Sin duda, la Administración Biden acaba de hacer una gran declaración en sus estrategias regionales en Asia Occidental al retirar el sistema de defensa antimisiles más avanzado de Estados Unidos y las baterías Patriot desplegadas en Arabia Saudí para contrarrestar a Irán y hacer frente a los ataques aéreos de los rebeldes Houthi de Yemen, señala el autor.   

Riad ya mostró su descontento al cancelar abruptamente una visita programada al reino por el secretario de Defensa estadounidense, Lloyd Austin, quien ya estaba en la región tras visitar Qatar, Bahréin y Kuwait.

Mientras tanto, en una intrigante coincidencia el viernes, la Administración Biden desclasificó un informe de 16 páginas del FBI que vincula a los secuestradores del 11-S con ciudadanos saudíes que viven en Estados Unidos.

Aunque el documento del FBI no establece ningún vínculo directo entre los secuestradores del 11-S y el gobierno de Arabia Saudí en su conjunto, valida los argumentos en esa dirección y, junto con las pruebas públicas reunidas hasta la fecha, proporciona un esquema de cómo Al Qaeda operó dentro de Estados Unidos con el apoyo activo y consciente del gobierno saudí.

Es  llamativo además que influyentes medios de comunicación iraníes también han informado de que EE.UU. ha evacuado tres del total de 13 bases militares estadounidenses en Siria en las últimas semanas.

En este contexto, indica la publicación, Teherán seguirá de cerca la evolución de la situación. Sencillamente, en este complejo contexto regional, el nuevo gobierno del presidente Ebrahim Raisi ha dado muestras de una notable flexibilidad a la hora de resolver la discordia sobre el retraso en el mantenimiento de los equipos de vigilancia en el emplazamiento nuclear de Natanz por parte del Organismo Internacional de la Energía Atómica [OIEA]. 

Asegura que la declaración conjunta emitida en Teherán el domingo tras la visita del Director General del OIEA, Rafael Grossi, dice: "Los inspectores del OIEA están autorizados a realizar el mantenimiento de los equipos identificados y a sustituir sus soportes de almacenamiento, que se mantendrán bajo los sellos conjuntos del OIEA y la AEOI en la República Islámica de Irán. La forma y el calendario son acordados por las dos partes".

De hecho estas declaraciones que algunas fuentes califican de optimistas, también tienen un significado más profundo, ya que no sólo es la primera decisión importante de política nuclear adoptada por Raisi, sino que transmite una actitud constructiva. En efecto, Teherán se está preparando para la retrasada séptima ronda de negociaciones nucleares en Viena.

Al valorar la significación de estos pasos, BHADRAKUMAR destaca la colaboración de Rusia para reiniciar el dialogo y las negociaciones en Viena.

Por supuesto, Rusia está haciendo un esfuerzo adicional para facilitar las conversaciones nucleares. En un gesto significativo hacia el gobierno de Raisi, Rusia ha asignado un préstamo de 5.000 millones de dólares a Irán para el desarrollo de la central nuclear de Bushehr y otros proyectos, agregó el analista.

Sin duda, Rusia está ayudando a los planes de Irán de convertirse en un centro de conectividad regional entre el Golfo Pérsico, África y el sur de Asia con Afganistán y Asia Central y Eurasia en general. 

Es una estimación realista que Moscú está en proceso de mejorar la trayectoria de la cooperación económica ruso-iraní a la espera del levantamiento de las sanciones contra Irán. El presidente Putin no aspirará a ser el nuevo sherif de Asia Occidental ni se entregará a la grandilocuencia, pero Moscú tampoco dejará de advertir que la retirada de Estados Unidos de Arabia Saudí y un acuerdo nuclear entre Estados Unidos e Irán podrían abrir nuevas vías para promover los intereses ruso,  indicó el  informe.

Subrayó que todos estos sucesivos acontecimientos de las dos últimas semanas "post-Afganistán", en conjunto, presagian vientos de cambio que soplan en la región del Golf y destaco que la Doctrina Biden ha salido del tablero de dibujo, siendo una característica clave el enfoque en los intereses nacionales vitales de Estados Unidos.

Puntualizó que fundamentalmente, la pauta que está surgiendo en el llamado Gran Oriente Medio es que Estados Unidos busca un nuevo lugar en el mundo y no se empantanará en conflictos abiertos en ninguna región.

Informes procedentes de Teherán sugieren que el nuevo ministro de Asuntos Exteriores, Hossein Amir-Abdollahian, tiene previsto visitar Nueva York a finales de este mes para asistir a la Asamblea General anual de la ONU. Tradicionalmente, es una ocasión en la que la diplomacia iraní dispara todos los cilindros y más cuando el experto diplomático participó en las conversaciones con Estados Unidos en 2007 en Bagdad, que dieron lugar a uno de esos raros momentos en los que las dos partes pudieron desarrollar un terreno común y una relación de trabajo pragmática en Irak basada en la convergencia de intereses, subrayó Indian Punchline.