Etiquetas #Asentamientos_Ilegales

El portavoz presidencial palestino, Nabil Abu Rudeineh, pidió al Consejo de Seguridad y a la comunidad internacional que condenen el compromiso del primer ministro, Benjamín Netanyahu, de construir tres mil 500 nuevas viviendas en la Cisjordania ocupada.

El Ministerio de Asuntos Exteriores palestino afirmó que el anuncio de las autoridades de ocupación israelíes de un plan para establecer 3 mil 500 unidades de asentamiento en Jerusalén Oriental ocupada es un desafío flagrante a todas las decisiones internacionales.

Se trata de la última zona en la que existe una franja continua de tierra entre la ciudad palestina de Belén y Jerusalén oriental.

Las autoridades de ocupación israelíes intensificaron la ejecución de sus planes coloniales y expansionistas en Cisjordania, incluida Jerusalén ocupada y sus alrededores, como parte de la implementación del “acuerdo del siglo”.

El jefe de la Comisión para la Resistencia del Muro y los Asentamientos, Hasan Breijieh, señaló que la medida “devoraría más tierras agrícolas y evitaría que los propietarios palestinos accedan a sus tierras ya que la incautación también tomará más de 150 metros de tierra en ambos lados”.

En su comunicado, la Presidencia palestina dijo que el nuevo proyecto anunciado por el ministro de seguridad israelí, Naftali Bennett, constituye una violación flagrante del derecho internacional, las resoluciones de legitimidad internacional y los acuerdos firmados, y responsabilizó al gobierno israelí por crímenes contra el pueblo y la tierra de Palestina.

La Cámara de Representantes de Jordania consideró el reconocimiento estadounidense de la legitimidad de la existencia de los asentamientos israelíes como un golpe al proceso de paz justo, y enfatizó que el establecimiento de un estado palestino lograría poner fin al conflicto árabe-israelí.

“La Administración de Estados Unidos (…) constituye una amenaza real a la seguridad, la paz y la estabilidad en Medio Oriente y en el mundo entero”, expresó la Liga Árabe por medio de un comunicado.

Azzam al-Ahmad, miembro del Comité Ejecutivo de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), dijo que "los esfuerzos realizados actualmente buscan celebrar una sesión especial del Consejo de Seguridad para discutir el tema", y agregó que, "si Estados Unidos usa el veto, se dirigirá a la Asamblea General de las Naciones Unidas para que se reúna bajo el tema ´Unidos por la paz´ para condenar la reciente declaración de Estados Unidos".

Indignación oficial palestina y un esfuerzo para lograr una condena internacional y jurídica a la decisión de la administración del presidente estadounidense Trump de considerar los asentamientos israelíes como legítimos y que no vulneran el derecho internacional; los palestinos enfatizan que la decisión estadounidense contradice las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU y se considera una burla de los convenios internacionales.

Si la nueva posición israelí es declarar que cualquier política que ella o la administración Trump avance es lo único que importa, independientemente de lo que piensen los demás, y que las realidades fundamentales que el resto del mundo acepta pueden ser unilateralmente revertidas o ignoradas, será muy difícil argumentar que los países que quieran reconocer a Palestina deben abstenerse, opina Foreing Policy.

El vocero de la cancillería iraní, Abbas Mousavi, censuró planteamientos del secretario norteamericano de Estado, Mike Pompeo, quien anunció un cambio de posición de Washington respecto a esa zona que se pretende usurpar a Palestina.

"Pompeo es responsable directo de las consecuencias de esta peligrosa declaración sobre los asentamientos, lo que nos obligará a dirigirnos a la CPI para quejarnos de él personalmente, de lo que dijo y de lo que hizo, lo cual puede equivaler a crímenes de guerra", dijo Riyad al-Maliki, ministro de Relaciones Exteriores palestino, en una declaración para la Voz de Palestina.

El coordinador especial de ONU para el proceso de paz en el Medio Oriente, Nickolay Mladenov, reafirmó que los asentamientos israelíes en territorio palestino ocupado son ilegales y una violación flagrante del derecho internacional.

Los representantes de Alemania, Bélgica, Francia, Polonia y el Reino Unido en el Consejo de Seguridad de la ONU consideran ilegales las actividades de (Israel) de propagación de sus asentamientos en los territorios ocupados.

Según The Washington Post, es difícil discutir con el juicio de Pompeo que la política anterior de Estados Unidos "no funcionó".

Las perspectivas de un plan de la administración de Trump para lograr un acuerdo de paz en Medio Oriente ha retrocedido durante meses, gracias a un prolongado estancamiento político en (Israel) y a la negativa de los palestinos a colaborar con Washington, sostiene un informe del diario The New York Times.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Túnez ratificó la posición firme y de principios del país en apoyo al pueblo palestino en su lucha por restaurar todos sus derechos legítimos, en primer lugar, el establecimiento de un estado independiente con Jerusalén como su capital.

"No hay legitimidad para los asentamientos, ni en Cisjordania ni en Tel Aviv", afirmó el subdirector del Buró Político del Movimiento de Resistencia Palestina (Hamas), Saleh al-Arouri, quien añadió que el llamado acuerdo del siglo ha perdido su impulso estratégico sobre el terreno gracias a la firmeza de los palestinos y su posición unificada.

"La administración estadounidense (...) emitió una declaración, asegurando que los asentamientos ilegales en Cisjordania no infringen los estándares internacionales. Es un nuevo ejemplo de cómo EEUU trata de legitimar las acciones ilegales de (Israel)", indicó el comunicado de la Cancillería turca.

Cargar Más