Etiquetas #Lula

Ante los constantes señalamientos en su contra por parte de sectores políticos que se tomaron la justicia brasileña, Lula reiteró que lleva remordimientos en su corazón, "Estuve en confinamiento solitario y durante 580 días me preparé para no odiar a mis verdugos. Dormí con la conciencia tranquila", sostuvo.

Mi corazón solo tiene espacio para el amor, porque el amor es que va a vencer en Brasil, expresó Lula ante la multitud.

El voto definitivo quedó en manos del presidente del Supremo Tribunal Federal de Brasil, Dias Toffoli, después de un largo debate.

"El expresidente reafirmó que no acepta la solicitud del Ministerio Público para la progresión de la pena (régimen semiabierto), porque buscará su plena libertad, su inocencia y el reconocimiento de que no ha cometido ningún delito", dijo a la prensa el abogado Cristiano Zanin Martins, tras reunirse este viernes con Lula en la sureña ciudad de Curitiba.

Hoy, tras años de parciales derrotas, la América de Bolívar y Martí, de Chávez y Fidel, de Lula, Maduro y Correa, se mueve y todos sabemos la dirección.

"No sabemos qué puede pasar, pero sería muy importante que se lo otorguen a Lula. Sería el primer Premio Nobel de Brasil", indicó el argentino Adolfo Pérez Esquivel (Nobel de la Paz 1980), quien nominó al exdirigente obrero para el galardón que se anunciará el 11 de octubre.

La más alta Corte determinó en la noche de este jueves que el exjuez Sergio Moro violó el derecho de defensa en decenas de condenas, lo cual podría beneficiar al exmandatario preso en la Superintendencia de la Policía Federal Curitiba desde abril de 2018. Sin embargo todavía no quedó establecido como será aplicación concreta de la decisión.

Lula está en prisión, cumpliendo una pena de 12 años y 1 mes "por corrupción pasiva y lavado de dinero", pero no ha sido condenado definitivamente (aún puede apelar) y sobre todo, sus acusadores no han podido demostrar su culpabilidad. Todo ha sido una farsa.

En una misiva al pueblo brasileño, el exmandatario reiteró que los ciudadanos no deben permitir que un Gobierno "entreguista y servil" destruya los logros sociales alcanzados.

La ratificación fue expresada por la presidenta nacional del Partitdo de los Trabajadores (PT), Gleisi Hoffmann, al dar a conocer que Lula había invitado a la candidata del Partido Comunista de Brasil (PCdoB), Manuela D'Ávila, a sumarse a su fórmula como aspirante a la vicepresidencia de la República

Cargar Más