Otros dos palestinos mueren por heridas sufridas durante las manifestaciones en Gaza

El Ministerio palestino de Salud en la asediada Gaza confirmó la muerte de Ahmed Qutoosh, de 23 años en el centro del enclave costero y las autoridades palestinas en Cisjordania corroboraron la muerte de Mohanad Abu Tahun, de 21 años en el hospital cisjordano de Al-Ahli.

Manifestaciones palestinas en la Franja de Gaza.

Otros dos palestinos murieron como resultado de las heridas sufridas al recibir balas reales disparadas por los soldados de la ocupación en manifestaciones antisraelíes realizadas en la Franja de Gaza.

El Ministerio palestino de Salud en la asediada Gaza confirmó la muerte de Ahmed Qutoosh, de 23 años en el centro del enclave costero y las autoridades palestinas en Cisjordania corroboraron la muerte de Mohanad Abu Tahun, de 21 años en el hospital cisjordano de Al-Ahli.

Estas bajas se suman a más de cien personas muertas a raíz de la represión ejercida por las fuerzas de guerra israelíes en una serie de manifestaciones que comenzó el pasado 30 de marzo, en conmemoración del Día de la Tierra Palestina.

También trascendió que la Corte Suprema israelí rechazó por unanimidad, una petición interpuesta por grupos pro derechos humanos contra los militares israelíes que disparan balas reales contra los palestinos en la frontera entre la Franja de Gaza y los territorios ocupados y consideró un acto “legal” la represión de los palestinos.

Los grupos pro derechos humanos denunciaron que los soldados israelíes disparan municiones reales contra los manifestantes “que no suponen una amenaza” en contra de su vida.

El abogado Michael Sfard, de la organización no gubernamental (ONG) israelí Yesh Din, denunció que las reglas de enfrentamiento de los israelíes no obedecen los estándares de la ley internacional sobre conflictos armados.

Conforme al Estatuto de Roma, los “asesinatos deliberados” son crímenes de guerra, recordó la semana pasada el relator especial de las Naciones Unidas (ONU) sobre los derechos humanos en Palestina, Michael Lynk, en referencia a la muerte de manifestantes en Gaza por disparos de militares israelíes.