Expertos buscan explicación a misteriosa muerte masiva de aves en EEUU

Algunos biólogos sugieren que los incendios forestales que azotan la costa oeste de Estados Unidos podrían ser los causantes.

  • Misterio por las muertes masivas de pájaros en Estados Unidos
    Misterio por las muertes masivas de pájaros en Estados Unidos

Los papamoscas, golondrinas y currucas se encuentran entre las especies que "caen del cielo" en Nuevo México, Colorado, Texas, Arizona y tan al norte como Nebraska, según Martha Desmond, profesora de la Universidad Estatal de Nuevo México (NMSU).

Los científicos comenzaron a investigar el fenómeno a fines de agosto después de que se encontrara "una gran cantidad de pájaros muertos" en el campo de misiles y el Monumento Nacional White Sands en Nuevo México.

"Sabemos que este es un evento muy grande, hay cientos de miles y tal vez incluso millones de pájaros muertos", dijo Desmond a CNN.

El biólogo comunicó que varias de las especies "ya están experimentando una enorme disminución poblacional, por lo que un evento como este resulta devastador", informó el periódico Les Crucas Sun News, con sede en Nuevo México.

Según testigos, “algunas aves han mostrado un comportamiento inusual antes de morir”. Especies que normalmente se ven en los arbustos han sido vistas en el suelo en busca de comida y persiguiendo insectos, advierte The Guardian.

Algunos biólogos sugieren que los incendios forestales que azotan la costa oeste de Estados Unidos podrían ser los causantes.

Una teoría es que el humo ha afectado los patrones de migración de las aves, obligándolas a volar tierra adentro sobre el desierto de Chihuahua, donde hay poca comida o agua.

"Son literalmente solo plumas y huesos", dijo Allison Salas, una estudiante de posgrado en NMSU que ha estado recolectando cadáveres: "Casi como si hubieran estado volando hasta que ya no pudieron volar".

Otras posibles explicaciones incluyen una reciente "ola de frío" en los estados montañosos que podría haber empeorado las condiciones para las aves; y las sequías que han agotado las poblaciones de insectos en el suroeste.

Cualquiera de estos eventos climáticos "puede haber provocado que las aves comiencen su migración tempranamente, sin haber acumulado suficientes reservas de grasa", según The Guardian.

Otra teoría es que el humo de los incendios forestales puede haber dañado sus pulmones.

“Podría ser una combinación de cosas. Podría ser algo que todavía desconocemos por completo”, dijo Salas.

A medida que continúan los esfuerzos por desentrañar el misterio, los científicos instan a las personas que viven en las áreas afectadas a registrar cualquier avistamiento de aves muertas en la red social iNaturalist.