Iraq necesita un nuevo contrato social y político

"La región está cambiando y las condiciones se han vuelto apropiadas para lograr un cambio positivo en Iraq", manifestó Ammar al-Hakim.

  • Iraq necesita un nuevo contrato social y político
    Iraq necesita un nuevo contrato social y político

El jefe de la coalición iraquí de Fuerzas de Estado, Ammar al-Hakim dijo el pasado  viernes que "el pueblo de Iraq es el pueblo de la paz, la civilización y la moderación".

Al-Hakim explicó, en un discurso en una reunión con motivo de Ashura en Bagdad, que "durante nuestra historia moderna, nuestro país ha sido sometido a las agendas extranjeras muy feas con el objetivo de dividirlo".

Añadió: Al-Hakim señaló que la coalición de  Fuerzas de Estado que lidera "no renunció en el camino de la verdad y el logro de los intereses de los iraquíes".

Añadió que "las elecciones parlamentarias deben celebrarse según lo programado y cualquier complacencia en el asunto de su celebración tendrá consecuencias nefastas".

Al-Hakim hizo un llamado a "aquellos que se retiraron de las elecciones, especialmente el querido hermano Muqtada al-Sadr, a volver a participar en ellas", señalando que "los resultados de las elecciones deben ser anunciados dentro de las 24 horas posteriores al final del proceso de votación con toda transparencia ".

En cuanto al tema de la formación del gobierno, que sigue a las elecciones y está vinculado a sus resultados, Al-Hakim dijo que "el gobierno debe formarse de inmediato, sean cuales sean los resultados de las elecciones".

Al-Hakim señaló que Iraq  necesita "un nuevo contrato social y político mediante enmiendas constitucionales apropiadas".

Señaló que "la corrupción política impide el progreso y el crecimiento del sistema político ", agregando que "no es posible construir el Estado sin responsabilizar y castigar a quienes atacan el prestigio del Estado y la soberanía de su decisión”.

Destacó que "la dignidad y seguridad de los ciudadanos no se pueden preservar sin arrestar a los criminales".

Ammar al-Hakim dijo que "el asalto a nuestras instituciones de seguridad, especialmente a las Fuerzas de Movilización Popular, debe terminar".

Hace unos días, las fuerzas armadas iraquíes anunciaron, por medio de su portavoz, el mayor general Yahya Rasoul, que habían terminado de elaborar planes para asegurar las elecciones parlamentarias y facilitar su celebración.