Arzobispo Theodosius Atallah Hanna

Entrevista con el Arzobispo Theodosius Atallah Hanna
Arzobispo  Theodosius Atallah Hanna. Foto: Al Mayadeen.net
Arzobispo Theodosius Atallah Hanna. Foto: Al Mayadeen.net
Rana Abi Jumaa: Bienvenidos nuestros espectadores a este nuevo y especial episodio de Última Edición, donde recibimos desde Jerusalén ocupada, al Arzobispo de Sebastia de la Iglesia Ortodoxa Romana, Atallah Hanna.

Señor Arzobispo, bienvenido.

Rana Abi Jumaa: Señor Arzobispo, sobre su visita no anunciada a Damasco nos gustaría saber, ante todo, ¿cuándo fue esa visita y bajo qué título era?

Arzobispo Theodosius (Attallah Hanna): En primer lugar, muchas gracias por la invitación y por la oportunidad de estar aquí con ustedes, y  en especial me gustaría saludar al canal de Al Mayadeen,  este canal que desde siempre, tanto Jerusalén como Palestina han sido su brújula, y el que tiene a Jerusalén y Palestina como brújulas, también será  Siria su brújula y nuestro Medio Oriente también, este Oriente atacado por el terrorismo.

El motivo en a Siria era visitar a una iglesia espiritual, religiosa, humanitaria, solidaria, donde hubo una reunión con el Patriarca Joseph Absi, Patriarca de los nuevos católicos griegos, que le hemos ofrecido felicitaciones por haber sido elegido como Patriarca. Tuvimos un encuentro con el Patriarca de Antioquía y todo el Oriente de la Iglesia ortodoxa de Antioquía, Youhanna Yazigi, así como con el Patriarca ortodoxo siríaco.

Hemos mantenido otros encuentros con referentes espirituales cristianos y musulmanes, particularmente, y el más importante fue una reunión con el Gran Mufti de la República Árabe Siria. Nos fuimos a Siria, a llevar un mensaje de paz, mensaje de solidaridad, el mensaje de amor, a llevar también el mensaje de confirmación de que amamos a Siria y es nuestro deber defender, condenar y rechazar esta conspiración global contra  el Estado sirio. También hubo una reunión con el Sr. presidente Bashar al-Assad, donde hablamos sobre Palestina, y hablamos de Siria y de la presencia cristiana en este Medio Oriente, donde el Presidente mostró una gran preocupación por la cuestión de la presencia de los cristianos y proteger la presencia cristiana en la región árabe.

Rana Abi Jumaa: ¿Señor Arzobispo, qué  dijo sobre Siria en general y acerca de la presencia de los cristianos en particular?


Arzobispo Theodosius (Attallah Hanna): Por supuesto, hemos confirmado a su excelencia y a todos los líderes espirituales y religiosos que nos encontramos con ellos, nuestra  solidaridad con Siria y creemos que los actuales conspiradores contra Siria son los mismos en torno a la causa palestina, quien trata  de abusar de Palestina y trata de hacerse con Jerusalén y liquidar la causa palestina es el mismo conspirador contra Siria, y estos grupos, que son bien conocidos quienes son sus  apoyadores, financiadoras, patrocinadores, colaboradores y dirigentes, estos grupos no tienen nada que ver con los valores morales o humanitarias. Al contrario, son profesionales en llevar a cabo asesinatos, torturas y matanzas contra los ciudadanos inocentes. 


Nosotros como palestinos, verdaderamente siempre llamamos al mundo para mostrar su solidaridad con nosotros, por supuesto, la causa palestina tiene su dimensión humana y civilizada y una dimensión árabe y palestina, y esperamos que el mundo muestre su solidaridad con nosotros, pero también nosotros como palestinos debemos ser solidarios con los demás, especialmente cuando se encuentran atacados  a causa de su posición hacia la cuestión palestina. Todo lo que ocurrió hasta hoy de conspiración contra el Estado sirio ha sido por la posición solidaria  de Siria con el pueblo palestino, junto con la causa palestina. Por lo tanto, nos  fuimos a Siria con el fin de expresar nuestra solidaridad y nuestros  deseos que de ese proyecto colonial no salga adelante, proyecto  que tiene por objeto debilitar el Estado sirio, dividirlo y destruirlo. Pero lo visto durante mi visita demuestra que ese proyecto ha fracasado, no ha logrado sus fines, y la victoria está cada vez más cerca, eso lo que vimos.


El señor presidente, Dr. Bashar al-Assad,  afirmó en su discurso  la importancia de la presencia cristiana, habló sobre la importancia de que haya una presencia cristiana en este Oriente y la importancia de que se mantengan juntos cristianos y musulmanes.


Dijo que somos conscientes de esta posición, que la desaparición del componente  cristiano de la región del Medio Oriente y del Mashreq árabe es una distorsión de nuestra historia y de la historia de nuestra región, que siempre ha sido caracterizada por esta común presencia musulmana y cristiana.

Rana Abi Jumaa: Señor Arzobispo. ¿Qué dijo sobre Palestina? Palestina estaba  sin duda presente durante la reunión entre usted y el presidente Al-Assad, ¿qué ejes se discutieron sobre Palestina?
 
Arzobispo Theodosius (Attallah Hanna): La posición del Presidente sirio sobre la cuestión palestina es bien conocida y lo que Al Assad dice en sesiones privadas es lo mismo que lo que dice en los medios y frente a todas las personas que vienen a Siria y se reúnen con él. 

Su excelencia confirmó que la posición de Siria sobre la cuestión palestina es una posición de principios y que no se cambia a pesar de todo el dolor, las heridas, el sufrimiento y a pesar de todas estas dificultades que enfrentó el Estado sirio, ya que la posición de Siria sigue siendo de apoyo y todavía está en favor y no sólo solidario. 

Los sirios, encabezados por el presidente Al-Assad, no dicen que son solidarios con Palestina, dicen que esta causa es su causa, y que este pueblo es nuestra gente. Este sufrimiento es nuestro sufrimiento, por lo tanto he estado muy contento de encontrarme con el Sr. Presidente.

Escuché de él buenas palabras, y estuve al tanto de su gran preocupación por la cuestión de la presencia cristiana. cuando fuimos a Maaloula y Saidnaya vimos los efectos de la devastación masiva que han sufrido las iglesias, las mezquitas y las viviendas, y cómo el Estado sirio está tratando de restaurarlas  y reconstruirlas. 

Cuando fui a Maaloula nos dijeron que el presidente Al-Assad supervisa personalmente la restauración de muchas de las iglesias, y  la  Respetada Primera Dama que la apreciamos mucho, Sra. Asma al-Assad,  visitó  Maaloula y se quedó con la gente de allí también y ejerció  un papel humanitario en solidaridad con aquellos que viven en Maaloula, ese rincón del país donde todavía sus habitantes hablan el antiguo idioma arameo que había en la época de Jesucristo, y por lo tanto, de hecho en esta reunión con el Sr. Presidente Al-Assad, hubo un gran interés por la cuestión de la presencia de los cristianos.

Efectivamente hablamos de Siria y Palestina, pero su excelencia mostró un gran interés sobre el tema de la presencia cristiana. Yo también, al terminar dicha reunión y ante  los medios de comunicación, confirmé que los cristianos en este Oriente/ Mashreq/ árabe, ya estén en Siria o en Palestina o en otros lugares que no son minorías en sus países, nosotros no somos minorías ni comunidades ni  mercancías importadas de Occidente y ni restos de las campañas de los Francos, somos puros en nuestra pertenencia a este Oriente, a la nación árabe, a los problemas de la nación árabe, en particular la cuestión de Palestina. Esto fue confirmado por el presidente Al- Assad y por mí mismo y  por otras grandes figuras religiosas islámicas y cristianas, en especial el Gran Muftí, quien emitió un  maravilloso y expresivo discurso durante nuestro encuentro con él en Damasco.



Rana Abi Jumaa: Señor Arzobispo, vamos a hablar de su encuentro con el Muftí Hassoun, pero permítame preguntarle de su visita a Maaloula. Usted visitó a  Maaloula después de veinte años desde la última visita allí, ¿no es así? ¿Qué sintió en Maaloula? ¿Habéis sentido que la gente de Maaloula sigue aferrándose a Siria, y a  Maaloula específicamente? Sabemos que Maaloula enfrentó muchas dificultades durante la crisis de Siria, por supuesto.

Arzobispo Theodosius (Attallah Hanna): Visité el histórico convento de Santa Tecla hace veinte años más o menos y sabía cómo estaba este monasterio en aquel tiempo, habían monjas y la directora del monasterio, se llevaron  a cabo oraciones, y 20 años más tarde fui a Maaloula y vi personalmente que la masiva destrucción  que sufrió el país, la sufrieron también las iglesias y las mezquitas y todas las casas, ya sea habitada por cristianos o musulmanes. El terrorismo no distingue entre musulmanes y cristianos o entre una iglesia y una mezquita. 

Cuando entré en mi última visita al histórico monasterio de Santa Tecla, que se considera uno de los antiguos monasterios ortodoxos en el Santo Trono de Antioquía,  vi a los hijos Maaloula que estaban extremadamente afectados, lloraban al ver un Arzobispo que vino de Jerusalén para estar a su lado y en solidaridad con ellos, y ellos saben que venir desde Jerusalén a Siria no era una tarea fácil, hay muchos riesgos y desafíos, y así, gracias a Dios hemos pasado todos estos peligros y todos estos desafíos, y hemos sido capaces de llegar a Siria y a Maaloula y a Saidnaya y a otros lugares con el fin de expresar nuestra solidaridad con Siria, con toda Siria. No estoy con una sola secta o religión, estamos en solidaridad con todo el pueblo sirio.  

Cuando fuimos a Maaloula descubrimos que estamos frente a una escuela, Maaloula es una escuela, una escuela de pertenencia, una escuela de amor, de pertenencia a las  raíces, una verdadera escuela donde muchos pueden aprender, cómo los que han sido desplazados y desarraigados de sus casas, sus iglesias y sus mezquitas han regresado a su ciudad dijeron que nos adherimos muy tenazmente a esta tierra, nosotros amamos  esta tierra, adoramos sus lugares sagrados, iglesias y mezquitas, y en la Iglesia de Maaloula donde comenzaron las obras de rehabilitación y renovaciones que están en una etapa avanzada, todas estas reparaciones son supervisadas por  el presidente Bashar Al-Assad, a quién saludo nuevamente por su interés y dimensión cristiana, y por  la presencia cristiana en Siria y en este Oriente árabe, y también por su resistencia y permanencia en Siria a pesar de esta crisis.


Rana Abi Jumaa: Señor Arzobispo, mientras que usted está hablando de la presencia cristiana en el Oriente árabe, se habla mucho acerca de las tentaciones que se ofrecen a los cristianos del Oriente, y en concreto a los cristianos de Siria, para emigrar. ¿Usted ha oído hablar de esto en Siria? ¿Cómo hacer frente a esa corriente, y a este  tipo de proyectos, planes para la migración de los cristianos del Oriente, en particular de Siria?


Arzobispo Theodosius (Attallah Hanna): Por supuesto hay un gran número de cristianos y no cristianos, la inmigración no se limitó solo a los cristianos, sino también afectó a todos los ciudadanos sirios que fueron obligados, puedo decir que hay un número de ellos que abandonaron Siria forzados por el control de  Daesh y del Frente Al Nusra sobre algunos lugares, pueblos, ciudades, etc. Ellos no salieron de Siria por querer salir  de Siria, salieron de Siria porque hay ciertas circunstancias que les hicieron salir de este país, pero estoy seguro y digo esto en vivo, al igual que con el inicio del proceso de reconstrucción, vi en Siria que hay talleres de  reconstrucción de más de un sitio, lugares que han sido atacados por el terrorismo y hoy en día se están reconstruyendo etc., con el inicio del proceso de reconstrucción y restaurar la seguridad y la paz a Siria, estoy seguro de que aquellos van a volver a su patria, ya que no van a encontrar un lugar en este mundo más bello que Siria, el sirio que dejó su país forzado debido al terrorismo y la violencia en algún momento volverá a su tierra natal porque no va a ver en este mundo un lugar más hermoso que Damasco y que Siria la que amamos, a la que deseamos la  paz y todo lo mejor.

Rana Abi Jumaa: Su Excelencia (el Arzobispo), usted había mencionado que se reunió con el Muftí de Siria, el Muftí Badreddine Hassoun, y él le había dicho en varias oportunidades que Siria y la resistencia son castigadas por estar del lado de la causa palestina, ¿sobre qué conversaron?

Arzobispo Theodosius (Atallah Hanna): Considero al Muftí de la República Árabe Siria, una persona que aboga por la paz, el amor y la fraternidad en la sociedad siria y esperamos que este modelo islámico civilizado esté presente en más de un lugar, necesitamos clérigos de este nivel cultural, cívico, humanitario y espiritual. 


En realidad, Su Eminencia el cheikh Hassoun, con sus palabras, su postura  y lo que me dijo a mí y a otros de los miembros del clero presentes en ese encuentro, enfatizó la importancia del diálogo, de la convergencia y la importancia del rechazo a la violencia; destacó la importancia de la presencia de los cristianos.


Su Eminencia dijo explícitamente que no valemos nada en el levante árabe sin los cristianos; y sin la presencia de los cristianos, su firmeza y constancia en esta tierra santa; por lo tanto nosotros saludamos a este cheikh, a este Mufti, que encarna el valor de la convivencia, la convergencia, la hermandad y el amor entre los componentes del pueblo sirio y la nación árabe unida.


Habló de Palestina, habló de Jerusalén y habló de Al Aqsa, así como habló de su país, de Siria y del terrorismo en Siria, pero expresó su interés en la necesidad de trabajar juntos cristianos y musulmanes con el fin de enfatizar el discurso religioso que acerca y no aquel que segrega, el que une y no el que distancia, por lo tanto nosotros deseamos tener personas como este erudito, en más de un lugar de la región árabe para que exista cooperación, y de hecho hay figuras religiosas con quien cooperamos y con quien dialogamos, y creo que fue lo que dije a Su Eminencia el cheikh y lo que dije en el encuentro en el que estuvieron presentes un número de intelectuales y artistas sirios, que el enfrentamiento a Daesh y Al Nusra y a otras de estas manifestaciones extremistas y retrogradas que existen en nuestra región, no solo debe ser militar o en el ámbito de la seguridad, existe una necesidad para enfrentarlas a nivel intelectual y a nivel cultural, a través de los púlpitos de las casas de culto, a través de las universidades, de las escuelas y de los planes de estudio; todos esto debe contribuir a la perpetuación de la cultura del amor, la fraternidad y la convergencia, en lugar del odio, la intolerancia, la violencia y el terrorismo que todos percibimos; hay que contribuir y trabajar para perpetuar esta cultura y este pensamiento humano, moral y espiritual que une y aglutina a las personas.
 
En realidad leí ayer y durante los últimos días, me he enterado, que hay incitación contra mí, de parte de los colonos y de extremistas, y de parte de un periódico israelí extremista de derecha antiárabe, y hostil hacia el pueblo palestino. En realidad esta incitación no nos va a afectar; ellos no sólo incitan la causa de Siria, nuestra posición hacia Siria y nuestra visita a Siria; ellos actúan de esta forma por lo que hacemos en la ciudad de Jerusalén, les ha perturbado la presencia islámica y cristiana en la Explanada de Al Aqsa; ya que después de que las puertas se abrieron en la mezquita de Al Aqsa, hubo un encuentro islámico - cristiano en la Explanada, esta escena los irritó, porque estos colonos extremistas no quieren que estemos como cristianos y musulmanes en armonía, amor, convergencia y entendimiento; habían querido mostrar la causa de Al Aqsa como una cuestión islámica, relacionada con una parte de la población palestina y no de todo el pueblo palestino, y de la presencia cristiana e islámica conjunta…




Rana Abi Jumaa: pero ¿no temen que los israelíes utilicen su visita a Damasco como excusa para imponer más restricciones sobre ustedes en Jerusalén?

Arzobispo Theodosius (Atallah Hanna): No puedo predecir qué tipo de acción se tomaría, puede haber un arresto, puede haber una deportación, y tal vez algo peor; en realidad me gustaría decir a través Al Mayadeen, que esta instigación, amenaza e intimidación sólo nos conferirá una mayor firmeza y determinación, y hará que nos aferremos más a nuestras posturas, a nuestro pueblo, a nuestra ciudad Jerusalén y nuestros sitios sagrados, así como hacia nuestro entorno árabe en general, sea este en Siria, Yemen o cualquier otro lugar, nosotros como palestinos nos alineamos en realidad con nuestro pueblo y con la causa de nuestro pueblo y nuestra ciudad Jerusalén, y todos nuestros sitios sagrados, nos alineamos con la nación árabe de la que somos un componente esencial. 


Vuelvo a lo que decía hace un rato, les ha perturbado mucho la presencia islámica - cristiana conjunta en la Explanada de Al Aqsa; pensaban e intentaban en realidad poner de relieve la cuestión de Al Aqsa como una cuestión que solo concierne a los musulmanes o una parte del pueblo palestino, pero la unidad del pueblo palestino con todas sus confesiones e inclinaciones y la presencia conjunta islámica – cristiana en la Explanada de Al Aqsa, los ha irritado ya que la cuestión de Al Aqsa se convirtió en una cuestión nacionalista y no sectaria, la causa de Al Aqsa se convirtió en la causa de todos los palestinos y todos los árabes con todos sus componentes religiosos; observen al cheikh y al Arzobispo en la Explanada de Al Aqsa haciendo un llamado para defender Jerusalén, defender a Palestina y los lugares sagrados. Esa escena en realidad los ha perturbado, ellos quieren que estemos fragmentados, divididos y yo digo que no vamos a ser sino un pueblo unido y nuestras palabras se pronunciarán en defensa de esta tierra y en defensa de Jerusalén, de nuestra libertad, de nuestra dignidad y de nuestros lugares santos y esas provocaciones no nos afectarán, esta incitación fue dirigida contra otras personalidades de Jerusalén y no nos afectará.    


Rana Abi Jumaa: Volveremos Su Excelencia a hablar más sobre Al Aqsa y Jerusalén de forma detenida, pero permita que me quede en el marco de la visita a Damasco. ¿Qué hay de una crítica hacia su persona que se produjo durante esta visita de parte de algunas facciones palestinas. ¿Es esta información correcta?


Arzobispo Theodosius (Atallah Hanna): En realidad hay algunas facciones palestinas conocidas por ustedes y conocidas por nosotros y que en realidad no quiero nombrar, hoy, yo no quiero hablar contra cualquier referencia palestina, aunque esté en desacuerdo con ella en cuanto a este asunto o aquel; hay quienes instigaron y hay quienes vilipendiaron y quienes insultaron, y quienes me llamaron pecador y quienes describieron mi encuentro con el presidente Al Assad como inmoral y hay quienes consideraron mi visita a Siria como un hecho condenable; yo escuche todos estos insultos y murmuraciones, la inmensa mayoría de la población palestina no es así. Quienes faltaron al respeto, incitaron e insultaron no representan todo el pueblo palestino; hice seguimiento a los comentarios y lo que se escribió sobre la visita y puedo decir que el noventa por ciento y puede ser más o menos, no tengo estadísticas sobre este tema, apoyaron la visita y apoyaron su contenido y todos los mensajes culturales, humanitarios, espirituales y nacionalistas que fueron expresados durante la misma.

Por supuesto, no es un secreto también que es posible que haya gente infiltrada, y que pueden ser agentes del enemigo o intrusos que quieren perjudicar e intentan dar la impresión de que representan esta corriente o aquella, y en ese caso nosotros no tratamos con los insultos ni con esas provocaciones, no tratamos con eso y no respondemos definitivamente, porque nuestra posición es clara como la luz del día.


Rana Abi Jumaa: Su Excelencia, usted mencionó un punto importante y es que la mayoría de los palestinos hoy apoyan la visita que usted realiza, eso por lo menos es lo que entendí; queremos saber más sobre el animo palestino en particular hacia la crisis siria después de seis años de su inicio, ¿cómo es hoy y cómo es percibida de manera concreta esta crisis?  


Arzobispo Theodosius (Atallah Hanna): La gran mayoría de nuestro pueblo palestino es consciente de que lo que sucede en Siria no tiene que ver con los derechos humanos, ni con la democracia, ni con las demandas del pueblo, lo que sucede en Siria es en realidad una conspiración contra el Estado sirio, cuyo propósito es fragmentarlo, destruirlo y debilitarlo. Por supuesto, hay un debate dentro de la comunidad palestina, ya que no todos los palestinos piensan de la misma manera; hay múltiples opiniones y múltiples posiciones y existe pluralismo partidista, cultural e intelectual en la sociedad palestina; pero en general la realidad que yo percibo es que se ha ampliado la extensión del pueblo palestino que se solidariza con Siria y que entiende la naturaleza de lo que sucede ahí.


Permítanme mencionar algo, de lo que quizá no haya hablado antes en los medios de comunicación: cuando entré a la Mezquita de Al Aqsa, junto con otros clérigos cristianos vino una persona que se reveló después que fue enviado por una parte determinada… 



Rana Abi Jumaa: ¿una parte israelí o palestina?

Arzobispo Theodosius (Atallah Hanna): No era israelí, a pesar de que hay algunas fuerzas cuyo análisis de lo que ocurre no difiere mucho de la parte israelí, ambos son las dos caras de la misma moneda; se acercó esa persona y yo en realidad no quiero mencionar de donde procede, por respeto a su ciudad y su aldea, esta persona se acercó y objetó mi presencia en la mezquita de Al Aqsa, bajo el alegato de mi posición hacia Siria, la crisis siria y hacia el presidente Al Assad; pero lo que sucedió es que el muftí y los jóvenes que estaban ahí reunidos se los llevaron y lo alejaron del lugar y nadie volvió a comentar lo sucedido y eso prueba que la gente ahí reunida y la mayoría del pueblo palestino que se encontraban en el lugar no adoptan semejante planteamiento dañino, que tergiversa los hechos y la realidad, por consiguiente puedo decirte una verdad, por supuesto no tengo estadísticas o información precisa, pero la abrumadora mayoría de nuestro pueblo palestino está con Siria, es solidario con Siria y entienden que lo que sucede hoy en Siria es una conspiración en su contra y en contra de la nación árabe desde el Océano hasta el Golfo.    


Rana Abi Jumaa: Señor Arzobispo, permítame parar en el incidente que le pasó frente Al Aqsa, ¿Esa persona enviada pertenece a un lado político palestino que también le criticó por la visita que hizo a Siria? Sólo en términos de información.


Arzobispo Theodosius (Attallah Hanna): Pertenece a una facción, pero no mencionaré su nombre porque en ella hay también personas que discrepan con esta persona en su posición, era un acto individual, un acto que no representa al pueblo palestino y no representa a los musulmanes que nos habían acogido en Al Aqsa. Cuando entramos en Al Aqsa, nuestros hermanos eruditos y clérigos y los hijos musulmanes de Jerusalén nos acogieron muy bien y muy agradables y expresan la originalidad del pueblo palestino y la cultura del pueblo y la unidad del pueblo palestino, estas voces disonantes que oímos no representan a la población palestina ni representan el nombre, la cultura y la afiliación del pueblo palestino. 


Rana Abi Jumaa: Señor Arzobispo,  lo que vimos en la crisis  de Al Aqsa de resistencia pacífica a algunas iniciativas individuales de los jóvenes frente a la ocupación israelí, ¿en su opinión qué indica eso en los próximos días?
 
Arzobispo Theodosius (Attallah Hanna): La verdad de lo que pasó en la mezquita de Al-Aqsa durante el pasado período muestra lo que dije en algún momento y lo repito ahora que no rascara su piel excepto su uña. Nosotros como palestinos cuando estamos unidos y cuando estamos en una trinchera y cuando somos tanta probidad, conciencia, sabiduría y responsabilidad, somos capaces de alcanzar logros y victorias. Es cierto que lo que se ha alcanzado en Al Aqsa es un logro que no se puede exagerar, es decir, un logro modesto, pero un paso en la dirección correcta. Se ha logrado un paso que muestra que los jerosolimitanos y los palestinos cuando están Unidos son capaces de defenderse, que  defienden sus santidades, su dignidad y su libertad sin ninguna ayuda del exterior.


Este caso lo vimos en Jerusalén durante los últimos días cuando se enfrentó  los de Jerusalén  con su unidad, en la alfombra de oración  y  con el Corán y la Biblia y todos los cristianos y musulmanes juntos estábamos en los patios de Al Aqsa y en los patios de la puerta de las tribus y en las plazas de Jerusalén, decimos que vamos a estar juntos y defender juntos de Jerusalén y los lugares sagrados. Por lo tanto, creo que lo que sucedió en Jerusalén durante los últimos días  es un modelo de una civilizada distintivo, y una lección y una escuela nacional que confirma que los palestinos son capaces con su determinación y unidad para alcanzar sus logros.


Realmente, no esperamos como palestinos llevarnos la victoria desde cualquier lugar en este mundo, la victoria que hacemos con nuestras propias manos, la victoria hacemos en pertenecer a esta tierra con el amor uno al otro. el uno al otro,  en negar cualquier discurso  provocador  de cualquier tipo, debido a que Palestina es de sus hijos, no podemos hablar de Palestina sin hablar de los cristianos y musulmanes juntos, y los sitios sagrados  islámicos y cristianos juntos, esto es Palestina. Nosotros, como palestinos,cuando se habla de Palestina estamos hablando de una secta única  llamada el pueblo árabe palestino que lucha por la libertad, esta es la gente que se niega a dividirla y se niega a verse como sectas y doctrinas y así sucesivamente, estamos en nuestra defensa de Jerusalén y de nuestra existencia y de nuestra dignidad y nuestra libertad. Somos una sola familia, no aceptamos dividirnos, nuestra unidad en el suelo que hace la realidad de esta victoria puede lograrse en la ciudad de Jerusalén, y Dios quiere hacerse realidad en otras victorias.



Rana Abi Jumaa :  Señor Arzobispo, algunas plumas israelíes dicen que a pesar de todos los intentos palestinos de enfrentar a la ocupación israelí, que por supuesto no dejo la ocupación israelí, pero ha dicho Israel, que la Intifada no ha comenzado aún. En su opinión, ¿es verdad que no estamos en el medio de la tercera Intifada?
 
Arzobispo Theodosius (Attallah Hanna): Señora, los palestinos no renunciarán algún día por su derecho a luchar por la libertad, y por todos los medios disponibles, por supuesto, estamos en el documento palestino “Kairos”, corroboramos la resistencia pacífica no violenta. Estamos, en Palestina de hecho, un pueblo bajo ocupación, estamos sufriendo la injusticia y la persecución, y por lo tanto el pueblo palestino no puede sucumbir a esta injusticia y el racismo y la focalización. Por lo tanto, el derecho de nuestro pueblo a luchar, el derecho de nuestro pueblo a buscar el fin de vivir libremente en su tierra natal, la cuestión palestina, que es nuestra causa,  es el caso más justo conocido en la historia humana moderna , y por lo tanto el deber de todos los palestinos y con nosotros todos los hermanos árabes y todo el mundo libre es trabajar juntos con el fin de levantar la injusticia de nuestro pueblo palestino, lo cual no es extraño en su tierra natal, pertenecemos a Palestina. 


No somos extraños en Palestina, que no nos hemos traído desde cualquier lugar del mundo, somos los hijos indígenas de Palestina y cumplimos con nuestras raíces en la Tierra Santa y nuestro derecho a defender la patria y cuando fuimos a la de Al-Aqsa y la Puerta de los Leones, yo con otros representantes de otras iglesias cristianas nuestro mensaje a todo  el mundo fue que la cuestión palestina es de cristianos y  musulmanes, de todo hombre libre en este mundo, independientemente de su origen religioso, étnico o cultural, filiación, etc., y por lo tanto, nosotros los palestinos no vamos a renunciar a pertenecer a Palestina y de nuestro derecho a defender nuestra tierra y nuestra Jerusalén y los lugares santos. 


Rana Abi Jumaa: Ha dicho usted Jerusalén  y quisiéramos que usted nos haga saber más sobre la situación en Jerusalén, específicamente. Se sabe que para usted es la capital espiritual y nacional de Palestina, hablemos de la situación allí en estos días ¿cómo está?


Arzobispo Theodosius (Attallah Hanna): La situación allá es ocupación, hay injusticia y la opresión de los palestinos en Jerusalén, son tratados como si fueran extraños en su propia ciudad, como si fueran huéspedes del Estado de Israel, mientras que no somos invitados a una, estamos en nuestra país, en nuestra ciudad, nos encontramos en nuestros lugares sagrados, hay persecución y está dirigido al pueblo palestino, dirigido a nuestros lugares sagrados, apuntando a nuestras instituciones, dirigido a la población palestina en todas las articulaciones de su vida, está el hecho de intentar falsear la historia de la ciudad de Jerusalén, hay una búsqueda de afectar a la identidad de la ciudad de Jerusalén, y por lo tanto el hecho de que, en contraste, en Jerusalén, hay pueblo, Jerusalén no será en juego para los ocupantes, los colonos, donde hay gente viva, y donde hay pueblo luchador y gente que ama a esta ciudad pertenece. Esta esta unidad demostró la mejor de las imágenes hace unos días en los patios de Al-Aqsa  y en la Puerta de las Tribus y todos los días de esta unidad nacional seguirá siendo este religiosa hermandad entre cristianos y musulmanes en la ciudad de Jerusalén, de todo lo que tenemos para defender esta ciudad, un importante historial de visitas y se intentó abusar de esta nuestra ciudad y ella seguirá siendo uno de los  más importantes lugares sagrados de la incubadora espiritual y nacional y nuestra capital.‏ 

Rana Abi Jumaa: Estimado Arzobispo, permítame hacerle una pregunta puramente política; las negociaciones palestino-israelíes están estancadas hoy, hay una delegación estadounidense que visita la región para analizar estas negociaciones. Según su criterio, ¿qué lleva al palestino, representado por la Autoridad Palestina, a ir con esta opción de nuevo? 


Arzobispo Theodosius (Attallah Hanna): En Palestina nadie habla sobre negociaciones, hoy en día apenas se trata sobre esto en las páginas interiores de los periódicos. Nadie  sigue este asunto y nadie se preocupa por este tema, porque las negociaciones se encuentran en un callejón sin salida hace mucho tiempo. Hoy en día, el pueblo palestino no piensa en las negociaciones, el pueblo palestino no espera unas negociaciones que no conduzcan a ningún resultado práctico en el terreno. El pueblo palestino hoy dice que debemos estar firmes, y aferrados a la identidad árabe palestina, debemos ser verdaderos defensores de Jerusalén, los palestinos hoy no se molestan en el tema de las negociaciones que nos han llevado a muchos desastres, piensan cómo deben jugar su papel y su mensaje a su pueblo, a su causa y a Jerusalén y sus lugares sagrados. Por la tanto, respecto a las negociaciones, nadie piensa en ese asunto y nadie da importancia a ese tema y nadie espera nada.


Rana Abi Jumaa: ¿y en cuánto a la posición política oficial? 


Arzobispo Theodosius (Attallah Hanna): Yo creo que incluso la posición política, por supuesto, yo no soy encargado de hablar en nombre del político, los políticos pueden hablar en sus nombres  y en nombre de lo que están haciendo, yo pertenezco a la población palestina y hablo con el pueblo palestino,  no hablo en nombre de ningún partido político sea quien sea. 


Los palestinos con su gran mayoría, tal vez 99,9 %, y quizás más, quizás  el 100% no esperan nada de las negociaciones, los palestinos están ocupados hoy en día en asuntos muy importantes que son cómo nos mantenemos en nuestra tierra, cómo podemos resistir y mantenernos firme en nuestra Jerusalén y en nuestros lugares sagrados, y cómo trabajar con el fin de restaurar nuestra libertad y nuestra dignidad, esto es lo que piensan los palestinos. 


Rana Abi Jumaa: Para salir un poco del contexto palestino… Estimado Arzobispo , ayer hubo un discurso del Secretario General de Hizbullah, Sayyed Hassan Nasrallah, en el aniversario de la victoria de la guerra de julio de 2006, ¿cómo se puede evaluar esta experiencia de la Resistencia en este momento histórico de El Líbano y de la región? Queremos saber lo que usted piensa en relación con la participación de esta Resistencia en la crisis de Siria y el reciente logro de liberación los Montes Áridos de Arsal y los beneficios que traerán  para las zonas cristianas y musulmanes, por supuesto.
 

Arzobispo Theodosius (Atallah Hanna): En realidad, derrotar el terrorismo en El Líbano, en estas áreas, Arsal y otras, es un paso muy importante en el  camino correcto con el fin de eliminar estas manifestaciones terroristas violentas en El Líbano, en Siria y en otros sitios de nuestra región árabe, de hecho, el Ejército Árabe de Siria y la dirección siria desempeñó un papel importante y esencial para alcanzar estas victorias logradas en este país árabe, pero también, hay un factor muy importante que es la intervención de algunos amigos, como Hizbullah, Rusia u otros que han intervenido en favor del Estado sirio, con su aprobación y en coordinación con él. 


Por lo tanto aplaudimos y saludamos a Sayyed por sus palabras, le dirigimos saludos a él por defender a Siria, a Palestina y a las causas de la nación árabe, en realidad nosotros somos de los que siguen sus discursos y sus palabras, y estamos orgullosos de estas posiciones humanas civilizadas en apoyo a Palestina,  Siria, y nuestras causas nacionales en general. 


Rana Abi Jumaa: Permítame, estimado Arzobispo, permítame al final de nuestra entrevista  regresar a su lugar religioso y espiritual,   concluir con esta pregunta, ¿Cómo ve usted la situación de los cristianos en la región, especialmente con los recientes logros alcanzados con la liberación de Alepo, Mosul, Montes de  Arsal, y tal vez en los próximos días, la liberación de los montes áridos de Baalbek y de Al-Qaa? ¿Los cristianos sienten satisfacción hoy en día con todos estos acontecimientos? 


Arzobispo Theodosius (Atallah Hanna): No podemos hablar de la presencia cristiana y de la situación de los cristianos en nuestra región de forma aislada de la situación política general, no puedo hablar de la presencia cristiana aparte de la causa Palestina, que es la causa madre, nuestra causa, aparte de Siria, de El Líbano, de Irak, de Egipto, y de otros países árabes.


Creo que la supervivencia de los cristianos y no cristianos en este Oriente árabe es un tema estratégico e importante que debemos esforzarnos todos por alcanzarla, nosotros en el documento palestino de Kairus emitido por un número de clérigos cristianos confirmamos una cosa muy importante para Palestina. Deseamos que este modelo esté también en otros lugares, hemos subrayado sobre la importancia del estado civil democrático, un país donde no se habla el lenguaje sectario, de minoría o mayoría, donde no se habla el lenguaje  de discriminación religiosa o étnica, etc… El estado civil democrático es el estado que protege a los cristianos, los musulmanes, y a todos los componentes de este pueblo y de esta nación árabe. 


Espero que nuestro objetivo en esta dirección, sea hacia un estado democrático-civil donde no se habla el lenguaje sectario o de afiliación religiosa, donde hablan el lenguaje del ciudadano y el lenguaje humano. 


Quisiera destacar una realidad de las Iglesias cristianas en este Oriente y particular, en Palestina, que no renunciemos a nuestra pertenencia a este Oriente y sus causas fatídicas, especialmente la palestina, la siria y las de otros lugares. No somos minorías en nuestros países, no somos comunidades en el Oriente árabe, estamos orgullosos de pertenecer a la nación árabe, orgullosos de pertenecer al cristianismo oriental, cuya luz surgió de esta tierra santa, el cristianismo no vino de Occidente, sino de aquí fue hacia el Oeste y al resto del mundo, no somos restos de las campañas occidentales (francas) u otras campañas que han pasado por nuestro país como algunos quisieran mencionar en algunas de sus palabras, nosotros existimos aquí, y nuestra historia empieza a partir de esta tierra, el cristianismo tiene dos mil años de antigüedad y permanecerá lado a lado con la presencia islámica en servicio a nuestros países, a nuestros causas, a Palestina, a las causas del Oriente árabe en general.
 
Rana Abi Jumaa: Muchas gracias, Arzobispo  Atallah Hanna, Arzobispo de Sebastia de los ortodoxos griegos, por estar con nosotros desde Jerusalén ocupada, en esta participación especial y exclusiva ofrecida a Al Mayadeen, después de su visita a Damasco.


 

Los puntos de vista y opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no reflejan necesariamente el punto de vista de Al Mayadeen.

Comentarios

Los puntos de vista y opiniones expresadas en los comentarios son las de los autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de Al Mayadeen