Qasem Ezzeddine

Investigador, Diploma en Estudios Antropológicos de la Universidad de Sorbonne en París. Escritor en varios periódicos.

Expulsar a EE.UU.

Algunos analistas de asuntos estratégicos estadounidenses llegaron a la conclusión que el día en que Trump cometió la locura del asesinato del mártir Suleimani, será para siempre una fecha que marca la pérdida de Iraq por parte de Estados Unidos, sin embargo, este día puede ser el comienzo de la pérdida de toda la presencia estadounidense en la región.

  • Expulsar a EE.UU.Al cometer esta locura de asesinato, Trump apuesta a cambiar las reglas de enfrentamientos con el Eje de la Resistencia

 

EL Sayyed Hassan Nasrallah anuncia el comienzo de la expulsión de la presencia estadounidense de la región, expresando la responsabilidad del Eje de la Resistencia de una justa venganza, como él lo expresó, independientemente de la respuesta que tendrá Irán a su cargo.

El asesinato de Qassem Suleimani y Abu Mahdi Al-Muhandis y sus compañeros representa pasar la página de una etapa anterior y abrir una nueva página histórica por la emancipación y la liberación de la hegemonía estadounidense, cuyo presidente cuenta en su campaña electoral con el dinero que robó de la región, y con apropiarse del petróleo y el gas en el subsuelo  de esta parte del mundo así como de los recursos naturales en toda su superficie. Al cometer esta locura de asesinato, Trump apuesta a cambiar las reglas de enfrentamientos con el Eje de la Resistencia, con la esperanza de atemorizar al Eje de la Resistencia para cambiar las ecuaciones estratégicas en su favor.

Sin embargo, los aliados de Irán en dicho eje, ya no se interesan por las reglas y ecuaciones que reinaban antes del asesinato, sino que se concentran en nuevas ecuaciones de la etapa posterior a la presencia de EEUU en la región. 

Por lo tanto, en esta dirección, tanto el Eje de la Resistencia como todos los hombres libres del mundo apuntan hacia la cabeza del imperio en la región, especialmente después de que la Casa Blanca se haya convertido en un espacio para las operaciones israelíes en cuanto a planificación y asesinato se refiere.

Secando esta fuente en esta región podríamos  incluso no necesitar luego una guerra para liberarnos de la ocupación israelí a Palestina, según dijo Sayyed Nasrallah. 

Parece que Iraq representa el primer paso en esta dirección; el parlamento y las instituciones oficiales y populares, y también el llamado que lanzó Sayyed Muqtada al-Sadr en Iraq, todo apunta hacia librar la batalla en aras de expulsar a las fuerzas estadounidenses. Sin embargo, Iraq no está solo: el próximo paso puede ser contra las fuerzas estadounidenses que ocupan las fuentes del petróleo, y antes o después muchos otros sitios árabes ocupados.

Y como dice el poeta Mahmoud Darwish, Cuando dormimos y nos olvidamos de los Estados Unidos, nos despiertan sus misiles.    

Las ideas y opiniones expresadas en esta artículo son las de los autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de Al Mayadeen