Ola de calor, asesino silencioso en EE.UU.

Al menos dos tercios de los estadounidenses se hornearán bajo lo que podría ser un récord de altas temperaturas durante el fin de semana, según un adelanto del pronóstico publicado el diario The New York Times.

Foto noticia.
Foto noticia.

El calor de convirtió en un asesino silencioso en Estados Unidos y en el mundo, según informó un comunicado de prensa de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica.

Al menos dos tercios de los estadounidenses se hornearán bajo lo que podría ser un récord de altas temperaturas durante el fin de semana, según un adelanto del pronóstico publicado el diario The New York Times.

Como resultado, señala el periódico, las agencias del gobierno emitieron advertencias que pueden ser siniestras. Un "calor opresivo y peligroso", señaló el Servicio Meteorológico Nacional, al hacerse eco de las alertas.

 

Las personas con problemas de salud, los ancianos y niños pequeños son especialmente susceptibles a los efectos del calor extremo.

Es una amenaza que crece a medida que el cambio climático continúa, indica el rotativo en momentos en que el presidente Donald Trump niega la existencia de este fenómeno que amenaza a todo el mundo.

Estudios citados por el Times aseguran que el cambio climático hace que las olas de calor sean más frecuentes y tienden a incrementarse, dijo Michael Mann, director del Penn State Earth System Science Center.

"Así que ya sabes, un calentamiento de 1,0 grado centígrado, que es lo que hemos visto hasta ahora, puede llevar a un aumento de 10 veces la frecuencia de 100 grados-días en la ciudad de Nueva York, por ejemplo", precisó Mann.

 

El Programa de Investigación sobre el Cambio Global de Estados Unidos, desde la década de 1960 se ha triplicado el número promedio de olas de calor -definido como dos o más días consecutivos en los que los mínimos diarios superan las temperaturas históricas de julio y agosto- en 50 de las principales ciudades del país.