Más de 35 millones de personas en el mundo padecen trastornos asociados a consumo de drogas

El Informe Mundial sobre Drogas 2019 presentado por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito indica que la cifra de personas afectadas por trastornos debido al consumo de narcóticos aumentó hasta los 35 millones en relación a la última estimación, que era de 30,5 millones, y que también creció el número de fallecimientos, alcanzando las 585 mil defunciones.

Quema de más de 20 toneladas de drogas ilícitas y alcohol en las afueras de Kabul, ordenadas por los Ministerios del Interior y de Lucha contra los Estupefacientes de Afganistán.
Quema de más de 20 toneladas de drogas ilícitas y alcohol en las afueras de Kabul, ordenadas por los Ministerios del Interior y de Lucha contra los Estupefacientes de Afganistán.

El consumo de estupefacientes a nivel mundial sigue en aumento,  según el Informe Mundial sobre Drogas 2019 divulgado por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito.

La cifra de personas afectadas por trastornos debido al consumo de narcóticos se elevó hasta los 35 millones en relación a la última estadística, que era de  30,5 millones. También creció el número de fallecimientos, alcanzando las 585 mil defunciones, arrojó el estudio.

Asimismo, destacó que la prevención y el tratamiento son “insuficientes” para atender a las obligaciones que se producen en distintas partes del mundo, especialmente dentro de las instituciones penitenciarias donde los reos son vulnerables al consumo de drogas y tienen una mayor probabilidad de contraer hepatitis C y el VIH.

"Las conclusiones del Informe Mundial sobre las Drogas de este año completan y complican aún más el panorama mundial de los problemas de las drogas, subrayando la necesidad de una cooperación internacional más amplia para promover respuestas equilibradas e integradas en materia de salud y justicia penal a la oferta y la demanda", dijo Yury Fedotov, el director ejecutivo de la Oficina.

El estudio señala que durante 2017 el 5,5% de la población mundial entre 15 y 64 años consumió drogas el año anterior, una cifra similar a la anterior estimación, pero un 30% mayor que en 2009.