La operación anticorrupción Lava Jato se convirtió en un partido político, según expresidente de Brasil

Durante una entrevista con el sitio Sul21, que publicó una primera parte, Lula expresó: “Estamos viviendo un momento sui generis en Brasil. Moro se está convirtiendo en un muñeco de barro...han inventado una gran mentira para ponerme aquí donde estoy y ahora tienen que pasar toda su vida contando docenas de mentiras para tratar de justificar”.

La operación anticorrupción Lava Jato se convirtió en un partido político, define Lula.
La operación anticorrupción Lava Jato se convirtió en un partido político, define Lula.

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva considera que la operación anticorrupción Lava Jato se convirtió en un partido político y el exjuez y ministro de Justicia, Sérgio Moro, es un mentiroso.

Durante una entrevista con el sitio Sul21, que publicó una primera parte, Lula afirmó que Moro debe demostrar que es un hombre decente y entregar su teléfono celular a la Policía Federal.

Durante la conversación, el exdirigente obrero mostró especial interés sobre la vida política nacional, especialmente el caso del sitio The Intercept con la revelación desde el 9 de junio de ilegales mensajes que involucran al Moro y a los fiscales de la Lava Jato.

Para Lula, el propósito de la articulación era lograr un proyecto de poder. “No fue posible golpear a Dilma y dejar que Lula fuera un candidato presidencial en 2018. No cerraría. Tenían que sacar a Lula del camino. Entonces inventaron esta gran cantidad de mentiras”, comentó.

“Estamos viviendo un momento sui generis en Brasil. Moro se está convirtiendo en un muñeco de barro...han inventado una gran mentira para ponerme aquí donde estoy y ahora tienen que pasar toda su vida contando docenas de mentiras para tratar de justificar”, añadió.

A juicio de Lula, ahora intentan transmitir a la sociedad la idea de que quien critique a Moro está contra la investigación de la corrupción.

“Tenemos la oportunidad de actualizar este debate. Primero, un juez no lucha contra la corrupción. Quien combate la corrupción es la policía”, señaló el mandatario.