EE.UU. continúa ejerciendo presión económica y diplomática contra Venezuela y Cuba

El vicepresidente de EE.UU., Mike Pence. mantuvo la misma retórica de la Casa Blanca sobre Caracas e insistió en que "todas las opciones están sobre la mesa".

El vicepresidente de EE.UU. mantuvo la misma retórica de la Casa Blanca sobre Caracas e insistió en que "todas las opciones están sobre la mesa".

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, admitió que el Gobierno de Donald Trump continúa ejerciendo presión económica y diplomática contra Venezuela y Cuba.

En una conferencia de prensa ofrecida en Florida, Pence reiteró la política de cambio de régimen que pretende aplicar EE.UU. en el país suramericano, con el propósito de deponer al Gobierno. "Nicolás Maduro no tiene derecho legítimo al poder, debe irse", dijo.

El funcionario estadounidense repitió que "todas las opciones están sobre la mesa" en el caso venezolano, tras insistir en el respaldo de la Casa Blanca al diputado opositor Juan Guaidó, quien se autoproclamó como "presidente encargado" en enero de este año.

Señaló que EE.UU. no se va a quedar de brazos cruzados mientras Venezuela continúa colapsando en tiranía y privaciones.

Por su parte, el canciller venezolano, Jorge Arreaza, participó en un Encuentro de Solidaridad con su país que se realizó en la Universidad de Ciencias Informáticas de La Habana, Cuba, y aludió a la situación de EE.UU. y las presiones que ejerce sobre la región para intentar "desmoronar" los procesos de integración.

El jefe de la Diplomacia venezolana consideró que, con respecto a EE.UU., ha llegado "la hora de la diplomacia, del entendimiento", por lo que instó a la Casa Blanca a aprender "de la experiencia del fracaso" en su intento por derrocar al "Gobierno legítimo" del presidente Maduro, e invitó a los estadounidenses a sentarse "como adultos, como gobiernos de países civilizados" para entenderse.

El funcionario reiteró que la estrategia del Gobierno venezolano para afrontar la situación política en el país es "el diálogo" que, de momento, se ha instalado en Noruega. "Hay otras iniciativas. Bienvenidas sean", agregó.

Mientras tanto en su cuenta de Twitter, Carlos Vecchio —prófugo de la justicia— aseguró que el jefe del Comando Sur, el almirante Craig Faller, había elevado el nivel de la reunión "dada la prioridad que la Administración asigna a caso Venezuela".

Al respecto, Arreaza desestimó los supuestos resultados de los que alardeó Vecchio, tras destacar que el 'enviado' de Guaidó "no se reunió con ningún jefe del Comando Sur". Para Caracas, las gestiones de la oposición ante EE.UU. son un "adefesio" hecho por "golpistas" que solo busca "coordinar acciones para el bloqueo comercial, financiero y económico" del país suramericano.