Pocas horas faltaron para bombardear Tel Aviv y todas las ciudades israelíes, afirma líder del Movimiento Jihad Islámico

"Lo que ocurrió en Gaza es un ejercicio con fuego real en preparación para la gran batalla que consideramos inevitable", dijo en exclusiva con Al Mayadeen Ziad al-Nakhala, secretario general del Movimiento Jihad Islámico,

"Hay acuerdos implícitos entre las fuerzas de resistencia palestinas para responder inmediatamente a los ataques contra la ocupación", dijo Al-Nakhla.

El secretario general del Movimiento Jihad Islámico, Ziad al-Nakhala, afirmó que la ocupación israelí atacó a los civiles en Gaza para presionar a la resistencia.

"Si la última batalla en Gaza hubiera seguido pocas horas nos hubieran separado de bombardear Tel Aviv y todas las ciudades israelíes", dijo.

"Lo que ocurrió en Gaza es un ejercicio con fuego real en preparación para la gran batalla que consideramos inevitable", expresó en exclusiva con Al Mayadeen.

"Hay acuerdos implícitos entre las fuerzas de resistencia palestinas para responder inmediatamente a los ataques contra la ocupación", agregó Al-Nakhala.

En otras declaraciones, precisó que estaban con "Hamas en El Cairo y tomamos una decisión para activar la Cámara de Operaciones Conjunta y responder a la ocupación".

También aseguró que las marchas del retorno no se detendrán e (Israel) debe cumplir con los compromisos acordados en los entendimientos con El Cairo.

El secretario general reveló que Qatar está brindando ayuda financiera a Gaza. "Le agradezco esto y agradezco a todos los que brindan asistencia al pueblo palestino", subrayó.

"Nuestra principal demanda en esta etapa es detener el sitio en Gaza y los ataques contra las marchas del retorno", dijo.

Al-Nakhala advirtió que Egipto no volverá a patrocinar la reconciliación palestina por varias razones. "No nos comunicamos con Irán durante la última batalla en Gaza, pero la comunicación siempre existe", añadió al insistir que "estamos en contacto constante con Hizbullah".

Según explicó Al-Nakhala, (Israel) está tratando de socavar la relación entre Hamas y la Jihad Islámica.

Indicó que "la coordinación con Hamas se encuentra en el nivel más alto y no hay desacuerdo" y apuntó que el presidente Mahmud Abbas ha dirigido un mensaje árabe "cuyo contenido es desarmar Gaza y considerar a la resistencia como una milicia".