Venezuela denuncia criminal violación del Derecho Internacional en la OEA

En un comunicado de la Cancillería, el Gobierno venezolano denunció que un grupo de Gobiernos satélites de Washington dieron el aval a un títere político designado por Donald Trump, al referirse a la aceptación de Gustavo Tarre como representante designado por la Asamblea Nacional (Parlamento), en desacato desde 2016.

  • Venezuela denuncia criminal violación del Derecho Internacional en la OEA.

Venezuela calificó de ''descarada y criminal violación del Derecho Internacional'' la resolución sobre la nación sudamericana aprobada en la sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA).

En un comunicado emitido por la Cancillería, el Gobierno venezolano denunció que un grupo de Gobiernos satélites de Washington dieron el aval a un títere político designado por Donald Trump, al referirse a la aceptación de Gustavo Tarre como representante designado por la Asamblea Nacional (Parlamento), en desacato desde 2016.

De acuerdo con el texto, se trata de una de las más infelices decisiones tomadas en la larga historia de desafueros jurídicos y políticos de esta Organización, y una vulgar instrumentalización del chantaje y la presión contra los Estados miembros para satisfacer los deseos de la política neo monroísta de Washington.

De acuerdo con el gobierno venezolano, con esta actuación, la OEA convalida el plan de golpe de Estado iniciado el 23 de enero pasado, y pretende crear condiciones para profundizar la agresión injerencista contra el país, incluyendo la amenaza de una intervención militar.

El gobierno de Caracas enfatizó que no reconocerán ningún emisario político, sea cual sea la titularidad o denominación que se le otorgue ante el seno de la OEA, que no haya sido designado de conformidad con las disposiciones constitucionales, es decir, por el máximo representante del Poder Ejecutivo Nacional y Jefe de Estado de la República Bolivariana de Venezuela, el Presidente Nicolás Maduro Moros.

También señaló que toda acción, decisión y/o acuerdo adoptado de manera bilateral o multilateral en el seno de la Organización de Estados Americanos con la participación de un fantoche político usurpador, será considerado por el Gobierno venezolano como un acto nulo y carente de legalidad.

Asimismo, consideró que como Estado, Venezuela no está obligado a cumplir ninguna de las disposiciones acordadas con un procónsul designado por Washington, ni mucho menos a resarcir en ningún área, al Estado o grupos de Estados que se comprometan con ilegítimos representantes que finjan actuar a nombre del Estado venezolano, sin que ello suponga desconocimiento de los tratados y acuerdos bilaterales y multilaterales previamente acordados por la República Bolivariana de Venezuela.

Ante el evidente fracaso del golpe de Estado iniciado en enero pasado, el Gobierno de Trump ha movido a sus peones políticos en el continente para doblegar la voluntad democrática de los Estados miembros y darle barniz legal y un dudoso oxígeno a la agresión contra Venezuela.

Precisó que Washington ha forzado una decisión criminal, ha iniciado una ruta tenebrosa que ensombrece el futuro de las relaciones entre los Estados en el continente.

Finalmente, el comunicado señala que Venezuela ratifica su indeclinable decisión de abandonar la Organización de Estados Americanos el próximo 27 de abril de 2019, de conformidad con la denuncia efectuada hace dos años, y en el marco de los procedimientos correspondientes, al considerar que la República Bolivariana de Venezuela no puede permanecer en una organización arrodillada a los intereses imperiales y supremacistas de la administración estadounidense.