Argelia: Consejo Constitucional aprueba vacante del puesto de Presidente de la República

El Consejo Constitucional de Argelia reconoce la vacante del puesto de Presidente de la República. Las manifestaciones se extendieron por la calle argelina inmediatamente después del anuncio de la renuncia del Presidente Abdelaziz Bouteflika, quien viaja a Suiza para completar el tratamiento.

Argelia: Consejo Constitucional aprueba vacante del puesto de Presidente de la República
Argelia: Consejo Constitucional aprueba vacante del puesto de Presidente de la República

El Consejo Constitucional de Argelia confirmó la vacante del puesto de Presidente de la República. En un comunicado dijo que "el Consejo deliberó sobre la renuncia presentada por el Presidente Bouteflika y aprobó la notificación de las dos cámaras del Parlamento".

El reportero de Al-Mayadeen reportó sobre la partida del presidente saliente Bouteflika hacia Suiza para completar su tratamiento.

En el mensaje al pueblo argelino por su renuncia, Bouteflika recordó los logros de su mandato. Señaló que Argelia pronto tendrá un nuevo presidente, y agregó: "Sigo con la esperanza de que la marcha nacional no se detenga y venga de parte de quien continuará dirigiéndolos hacia las perspectivas de progreso y prosperidad".

Bouteflika también destacó que tiene mucha confianza en la medida en que los jóvenes y las mujeres contribuyen a abordar los desafíos que enfrenta el país y construir su futuro.

Por su parte, llamó al partido Frente de Liberación Nacional de Argelia a eludir las propuestas de la dirección del ejército, que encarne una transición pacífica y democrática.

El Ministerio de Defensa argelino emitió una declaración en la que pedía la implementación inmediata de la solución constitucional de la aplicación de artículos de vacantes presidenciales.

El jefe de personal confirmó que defendía las demandas de la gente.

Esto se produjo después de una reunión de alto nivel en el Ministerio de Defensa, que incluyó a comandantes militares de alto rango y otros altos oficiales, y exigió que la declaración militar acelere el camino que asegure la conducción de los asuntos estatales dentro del marco de la legitimidad constitucional.

Los ciudadanos argelinos tomaron las calles de la capital argelina, y dieron la bienvenida a la renuncia del presidente Abdelaziz Bouteflika.

Bouteflika informó el martes al Consejo Constitucional de su decisión de renunciar y notificó formalmente al Consejo la decisión de finalizar su período.

Bouteflika dijo: "La decisión de dimitir vino de acuerdo con mis poderes constitucionales y de acuerdo con los requisitos de la permanencia del estado". Señaló que la fase de transición conducirá a la elección de un nuevo presidente.

"Con esta decisión se contribuye a calmar las almas de los ciudadanos para que puedan moverse colectivamente en el futuro hacia Argelia, y evitar que la situación se convierta en una grave caída", dijo.

Y continuó: "Mi renuncia se produjo de acuerdo con los requisitos de sostenibilidad del estado y la solidez de sus instituciones durante el período de transición. Mi preocupación era evitar y evitar los argumentos verbales que, lamentablemente, se encuentran en la situación actual".

Por su parte, el jefe de gabinete del ejército argelino, Kaid Saleh, dijo en un comunicado después de la reunión de emergencia que se debe encontrar una solución para salir de la crisis y que no hay espacio para perder más tiempo. Explicó que la aplicación de la solución constitucional y los artículos 7, 8 y 102 de la Constitución deben ser de inmediato.

Asimismo, el ex presidente argelino, Liamine Zeroual, anunció que se reunió con el equipo Mohammed Madin, apodado el general Tawfiq a petición suya.

Zeroual dijo en una declaración: "Un deudor me trajo una propuesta para llevar a cabo el período de transición de acuerdo con el asesor del presidente Bouteflika ... Y en vista de la gravedad de la situación, los responsables de las decisiones deben ejercer la razón y elevar el nivel de nuestra gente para evitar cualquier deslizamiento".

La presidencia argelina anunció hace dos días en un comunicado que Bouteflika renunciará antes del final de su mandato el 28 de abril.


En un contexto relacionado, el corresponsal de Al Mayadeen informó que el empresario argelino Ali Haddad se presentó ante el juez de instrucción en el tribunal de Bir Mourad Rais.

Añadió que Smith es acusado de poseer tres pasaportes de manera ilegal y con la complicidad de funcionarios del Departamento de Bir Mourad Rais, y que él se sometió a investigación con un gran número de empresarios en frente del pelotón de investigación Aldrickavad.

El ex secretario general de la manifestación nacional demócrata, Taher Ben Bouibesh, dijo que la renuncia del presidente Bouteflika fue oportuna.

En una entrevista con Al Mayadeen, el ex presidente del Parlamento argelino y líder del Frente de Liberación Nacional, Abdelaziz Ziari, dijo que la enfermedad del presidente Bouteflika fue explotada para dirigir los asuntos del Estado.

 Ziari destacó la necesidad de pasar a un sistema nuevo y transparente.

El jefe del nuevo Partido Fajr y miembro de la coalición de oposición argelina, Tahir Ben Biabash, dijo que la pandilla que dio la vuelta a Bouteflika había desviado el dinero de la gente y había traído problemas al país.

En entrevista con Al Mayadeen, Ben Biabash también destacó que la renuncia de Bouteflika fue oportuna.

Por su parte, el jefe del partido argelino Fadl, Younoun al-Tayeb, dijo que la organización militar protegió el movimiento como una victoria para el pueblo argelino, e hizo hincapié en que habían cumplido con la Constitución.

El jefe del Movimiento por una Sociedad de Paz, Abdel-Razzaq al-Maqri, dijo que Bouteflika había renunciado bajo presión.

Por su parte, el Presidente del Frente de Justicia y Desarrollo, Abdullah Jaballah, señaló la necesidad de formar un comité nacional para revisar la ley electoral, y enfatizó que la oposición ha de unirse a una visión clara de la salida de la crisis del país.

En ese sentido, solicitó el establecimiento de mecanismos de transición a partir del nombramiento de un consejo presidencial.

A su vez, el jefe del Movimiento Nacional de la Construcción, Abdelkader Ben Qurena, subrayó que la solución debe ser constitucional a través de la enmienda de la ley electoral, y advirtió que el régimen de Bouteflika volverá a serlo en las elecciones.