EE.UU. trató de desestabilizar la red eléctrica en Irán como hace ahora en Venezuela, según revelaciones

La intrigante historia sale a la luz tras el sabotaje del 7 de marzo a la red electroenergética de Venezuela, que dejó al menos a 18 estados del país a oscuras, hecho que, según se denunció, fue causado por agentes externos a distancia.

El ministro venezolano de Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, denunció un sabotaje contra el Sistema Eléctrico nacional.

Estados Unidos intentó desestabilizar hace nueve años el sistema eléctrico en Teherán para lo cual intentaron comprar a individuos con habilidades técnicas, capaces de hacer el trabajo sucio, publicó el sitio digital Misión Verdad.

La intrigante historia sale a la luz tras el sabotaje del 7 de marzo a la red electroenergética de Venezuela, que dejó al menos a 18 estados del país a oscuras, hecho que, según se denunció, fue causado por agentes externos a distancia.

Según el texto a un ingeniero iraní-estadounidense –cuya identidad no fue revelada- se le acercaron en 2010 dos "empleados del Departamento de Estado" y le ofrecieron 250 mil dólares por "hacer algo muy simple" durante un viaje que haría a Teherán.

Narra que ignora cómo sabían lo de su viaje, porque él no era una persona particularmente política, aunque había participado en algunas protestas en Washington DC después de las muy disputadas elecciones presidenciales de 2009.

Kourosh  (seudónimo con el que aparece en el material periodístico) respondió en ese momento que no estaba interesado en el ofrecimiento y que si Irán necesitaba cambios, los iraníes dentro del país eran los únicos que deberían hacerlo.

Pese a su negativa, los mismos individuos se le aproximaron por segunda vez y le ofrecieron más detalles sobre el trabajo. “Querían que deshabilitara la red eléctrica de Teherán a cambio de los 250 mil dólares”, acotó.

Necesitaban a alguien con habilidades técnicas, pero querían estar seguros de que “el trabajo era simple” lo ejecutara un experto, quien tendría que ir a un lugar específico en el área de Teherán con una computadora portátil o dispositivo de comunicación similar e introducir un código.

Una investigación periodística de Whitney Webb sobre el apagón en Venezuela revela algunos detalles interesantes sobre un plan de ataque cibernético de la administración Bush contra Irán. Expuesto por el diario The New York Times en 2016, el plan "Nitro Zeus", que involucró al Comando Cibernético de los Estados Unidos, apuntaría, entre otras cosas, a partes cruciales de la red eléctrica de Irán.

Sin embargo, nótese que los funcionarios estadounidenses le pidieron a Kourosh que saboteara la red eléctrica de Teherán durante la administración de Obama.

Obviamente, algunos aspectos del plan "Nitro Zeus" permanecieron sobre la mesa a pesar del cambio en el gobierno, los partidos y las políticas.

A diferencia de las guerras convencionales, la guerra irregular de Estados Unidos trata de utilizar de forma encubierta las operaciones de influencia para convertir a la mayor parte de la población de un país, el "centro no comprometido", en apoyar el cambio de régimen.

Destruir infraestructura, crear escasez, desatar violencia política, diseminación de propaganda; todos estos son pasos descritos en el manual de Guerra No Convencional de las fuerzas especiales de los Estados Unidos para crear una población descontenta que se alzará contra su gobierno.

Y la guerra cibernética es el más novedoso teatro de participación para el Pentágono, que ahora está incrementando abiertamente su inversión en "armas cibernéticas letales", independientemente de las víctimas civiles que estos ataques dejarán tras de sí.

Por lo que varias interrogantes quedan en el aire ¿Es el apagón de Venezuela parte de la guerra cibernética de Estados Unidos contra un adversario latinoamericano? ¿Se ha involucrado Estados Unidos en la guerra cibernética contra la infraestructura iraní?