Cámara de Representantes de EE.UU. aprueba resolución que condena al antisemitismo y el fanatismo

La Cámara de Representantes de los Estados Unidos vota por mayoría una resolución que condena el antisemitismo, el odio al Islam y otras minorías.

La Cámara de Representantes de los Estados Unidos vota por mayoría un proyecto de ley que condena el antisemitismo, el odio al Islam y otras minorías.

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó de manera abrumadora una resolución general que condena el racismo, el antisemitismo y el fanatismo, en medio de las tensiones derivadas por los comentarios de un legisladora demócrata sobre (Israel).

La votación para la resolución, presentada por la presidenta de la cámara Nancy Pelosi, es "una oportunidad para declarar una vez más y lo más fuerte posible la oposición al antisemitismo, las declaraciones anti-musulmanas" y "las actitudes de supremacia blanca", subrayó la demócrata por California.

El proyecto confirma el apoyo de la tarea del enviado especial de Estados Unidos para monitorear y combatir el antisemitismo como parte de unas prioridades y reconoce el daño causado a los musulmanes y otras minorías, el resultado del acoso, el racismo y la violencia causada por la intolerancia religiosa.

También condena las amenazas de muerte recibidas por miembros del Congreso tanto judíos como musulmanes.

La resolución -redactada por influyentes demócratas y que no menciona a la congresista Ilhan Omar, musulmana somalí-estadounidense que ha indignado a muchos demócratas por cuestionar el apoyo estadounidense al régimen israelí- fue aprobado por una mayoría de 407 votos a favor y 23 en contra, todos republicanos.

En los últimos días, Omar se refirió a los defensores pro-israelíes en Estados Unidos como "lealtad a un país extranjero" y había cuestionado previamente la influencia financiera del Comité de Asuntos Públicos de (Israel) en Estados Unidos, un lobby muy influyente que apoya al Estado sionista.

Pero no todos los demócratas han condenado los comentarios de Omar. Al menos otras dos nuevas legisladoras de la Cámara de Representantes, Rashida Tlaib, de Michigan, la primera congresista palestina-estadounidense, y Alexandria Ocasio-Cortez, de Nueva York, han salido en su defensa.

Muchos republicanos y pocos demócratas se opusieron a la flexibilización de la medida, originalmente dirigida a contrarrestar el antisemitismo, y se expandió para incluir en todas las formas de intolerancia.