Escalan tensiones en la prisión israelí de Negev, afirma una fuente especial a Al Mayadeen

Una fuente especial para Al Mayadeen confirmó que la escalada de tensiones en la prisión israelí en el desierto de Negev y en el resto de las cárceles sionistas debido a la continua política represiva y al impacto de los dispositivos de bloqueo en varios departamentos de la prisión. Por otro lado, la administración de la prisión se ha abstenido de recoger la basura de estas secciones desde el martes pasado, afectando directamente la salud de los prisioneros.

  • Escalan tensiones en la prisión israelí de Negev.

Existe una escalada de tensiones en la prisión israelí en el desierto de Negev y en el resto de las cárceles sionistas debido a la continua política represiva y al impacto de los dispositivos de bloqueo en varios departamentos de la prisión, confirmó una fuente especial a Al Mayadeen.

Por otro lado, la administración de la prisión se abstuvo de recoger la basura de estas secciones desde el martes pasado, afectando directamente la salud de los prisioneros.

De acuerdo con el corresponsal de Al Mayadeen, la situación de los internos de la prisión de Negev pudiera escalar en expresión de rechazo a las políticas represivas de la ocupación.

La fuente señaló que esta escalada fue causada por la continuación de las políticas represivas de la ocupación y la influencia de los dispositivos de bloqueo en las secciones 3, 4 y 5.

El Club de Presos Palestinos anunció el martes que había un estado de alerta entre los detenidos palestinos en la prisión de Negev, y advirtió sobre la escalada de las tensiones.

El club dijo en un comunicado que "un estado de alerta prevalece en la prisión del desierto de Néguev, y que la administración de la cárcel comenzó a traer ambulancias y bomberos, en preparación para cualquier confrontación que pueda ocurrir dentro de la sección".

Agregó que la administración, hace cuatro días, comenzó a instalar dispositivos de interferencia en las cercanías de la sección, y unido a la represión, las redadas y registros arbitrarios, ha elevado el estado de tensión entre los internos y la administración.

El 21 de enero, más de 100 detenidos en la prisión israelí de Ofer, al oeste de la ciudad de Ramallah, en Cisjordania, resultaron heridos por los ataques de las fuerzas de seguridad de esa administración penitenciaria.

Las unidades de la fuerza represiva del Servicio Penitenciario de Israel atacaron a los prisioneros que quemaron dos salas durante la protesta.

Las fuerzas represivas utilizaron balas de goma, gas, bombas de sonido, trampas explosivas y perros y se quemaron por completo tres habitaciones, según el Club de Prisioneros Palestinos.

El régimen israelí tiene arrestados a unos dos mil palestinos en la prisión de Naqab y casi seis mil en todas las cárceles, según las estadísticas oficiales publicadas por la Autoridad de Asuntos de los Prisioneros de la Autoridad Palestina.