EE.UU. impone nuevas sanciones contra Irán y entidades aliadas

La nueva lista de sanciones relacionadas con Irán, publicada por el Tesoro el jueves, contiene solo una entidad iraní, una aerolínea de carga con sede en la ciudad sureña de Qeshm — Qeshm Fars Air. También otra aerolínea y milicias chiitas.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos emitió un nuevo lote de sanciones contra Irán.
El Departamento del Tesoro de Estados Unidos emitió un nuevo lote de sanciones contra Irán.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos emitió un nuevo lote de sanciones contra cuatro entidades que, según afirma, tienen vínculos con la Guardia Revolucionaria Iraní y las aerolíneas que ya están en la lista negra de Washington, informó el sitio digital Noticias del Frente.

La nueva lista de sanciones relacionadas con Irán, publicada por el Tesoro el jueves, contiene solo una entidad iraní, una aerolínea de carga con sede en la ciudad sureña de Qeshm — Qeshm Fars Air.

La compañía fue sometida a medidas punitivas de los Estados Unidos por sus vínculos con otra aerolínea iraní, Mahan Air, que ya fue sancionada por los Estados Unidos. Flight Travel LLC, con sede en Armenia, también llegó a la lista de Washington por el mismo motivo.

Según la fuente periodística, dos entidades más que se agregaron a la lista negra son las dos milicias chiitas, que luchan en Siria por parte del gobierno, conocidos como la Brigada Fatemiyoun y la Brigada Zainebiyoun, grupos fueron formados por chiitas afganos y paquistaníes, y entrenados y equipados por el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria de Irán, un hecho que los llevó a ambos a la lista de sanciones.

Aparte de eso, dos aviones también fueron puestos en la lista negra. Las relaciones entre Washington y Teherán –subraya Noticias del Frente– se han tensado aún más a raíz de la decisión del presidente Donald Trump de retirarse unilateralmente del acuerdo internacional de 2015 sobre el programa nuclear iraní, que Estados Unidos abandonó en mayo de 2018.

Tras su retiro, Estados Unidos restableció todas las sanciones contra Irán que existían antes del acuerdo, y prometió imponer nuevas restricciones y, en particular, reducir las importaciones de petróleo iraní a cero.

El liderazgo de la República Islámica criticó las sanciones como provocadas e ilegales según el derecho internacional, y prometió tomar represalias.

Al mismo tiempo, el líder supremo iraní, Ali Khamenei, dijo que las restricciones no han dañado la economía de la nación y, en cambio, permitieron que “floreciera”. Llamó a los establecimientos estadounidenses “idiotas de primera clase”.

El impulso de las sanciones contra Irán de los Estados Unidos ha afectado también a los aliados de Washington en Europa, quienes fueron amenazados con sanciones. Para evitar esa presión, algunos países de la UE han trabajado para facilitar el comercio no monetario con Irán y eludir las sanciones de la Casa Blanca.