Argentina: voz de la resistencia contra el G20 en Cumbre de los Pueblos

Con la campaña Nuestro cuerpo, nuestro territorio, comenzó este miércoles en Buenos Aires, Argentina, la primera de dos jornadas de la Cumbre de los Pueblos, en la que un centenar de organizaciones sociales rechazan la presencia del G20 y el FMI.

Organizaciones sociales rechazan la presencia del G20 y el FMI en Argentina.Foto/Tomado de Página 12.
Organizaciones sociales rechazan la presencia del G20 y el FMI en Argentina.Foto/Tomado de Página 12.

Desde Perú, Brasil, El Salvador o de otras partes del mundo, las mujeres latinoamericanas sin distinción de razas, llamaron a levantar la agenda de las féminas, cómo los cuerpos de ellas han sido víctimas de la violencia constante de distintas maneras, y sobre todo de las que representan a las comunidades indígenas en la región.
Durante el Foro Feminista Contra el G20 se ahondó en los procesos de expropiación capitalista, la criminalización y hostigamiento a los defensores de los derechos de las mujeres y de la comunidad LGBTI (lesbianas, gays, bi, trans e intersexuales)
Tuvo lugar un debate sobre bienes comunes y soberanía y las resistencias al extractivismo en América Latina, en el que se pidió frenar la política de saqueo y contaminación de las grandes corporaciones internacionales.
También varias charlas sobre la batalla ideológica y comunicacional forman parte de la Cumbre, con sede en la Facultad de Ciencias Sociales la Universidad de Buenos Aires.
Se espera previo a la Cumbre del G20, que reunirá el viernes a los presidentes y Jefes de Gobierno de las economías más poderosas del mundo en Costa Salguero, barrio de Retiro, un gran movimiento de organizaciones que rechazarán la presencia de este foro.
En un video que circula por Internet, el Premio Nobel de la Paz argentino Adolfo Pérez Esquivel llamó a todos los miembros de la sociedad civil a participar en la Cumbre de los Pueblos y la marcha. 

El destacado defensor de derechos humanos apuntó que el G20 privilegia el capital financiero, los intereses de las grandes corporaciones y lo que lleva al saqueo de los países más pobres que, subrayó, no son pobres, tienen mucha riqueza y estas grandes empresas quieren controlarla.
Podríamos hablar de la agricultura, la salud, los recursos de la megaminería, de los bienes de los pueblos, esto lleva a la perdida de soberanía, a la dependencia y el sometimiento de las grandes corporaciones, sostuvo Pérez Esquivel.
Para el Nobel de la Paz, el G20 viene a imponer políticas de sometimiento. Por eso tenemos que resistir en lo cultural, lo social, lo político para poder cambiarlo y la Cumbre de los Pueblos, resaltó, es momento de reflexionar juntos y encontrar caminos alternativos para avanzar en la construcción de espacios de libertad, democracia y paz.

Según datos oficiales, en medio de la crisis que vive Argentina, el gobierno de Mauricio Maccri gastó 112 millones de dólares para organizar la reunión.