Bolivia: presidente Evo Morales denuncia injerencia de Estados Unidos en Latinoamérica

El mandatario boliviano expresó, en entrevista publicada por la prensa de la nación andino amazónica, que América Latina ya no es el patio trasero de Estados Unidos, por lo que una operación militar solo creará otro conflicto armado.

Presidente boliviano, Evo Morales
Presidente boliviano, Evo Morales

El presidente de Bolivia, Evo Morales, reiteró su denuncia sobre la política injerencista que Estados Unidos impone hoy en países de latinoamericanos, como sucede actualmente con Venezuela, país al cual amenaza con intervenir militarmente.

Morales expresó, en entrevista publicada por la prensa de la nación andino amazónica, que América Latina ya no es el patio trasero de Estados Unidos, por lo que una operación militar solo creará otro conflicto armado.

Asimismo, denunció que la administración norteamericana ha intentado convencer a dirigentes suramericanos aliados para llevar a cabo dicha intervención en Venezuela, con el mero propósito de apoderarse de su principal recurso natural, el petróleo, como ha sucedido en regiones del Medio Oriente.

Mike Pence, vicepresidente estadounidense, “trata de convencer a algunos países amigos de Estados Unidos” para acabar con el gobierno venezolano, subrayó.

Al respecto, especificó, que no se trata de dirigir una acción en contra del presidente Nicolás Maduro, sino por el combustible fósil, al igual que ocurrió con Libia en 2011, donde emplearon los derechos humanos y la ayuda humanitaria como pretextos para invadir y bombardear.

El dignatario alertó que cuando no hay golpes militares, por parte de Estados Unidos y sus aliados, se realizan golpes judiciales o parlamentarios, como hicieron en Brasil con la expresidenta Dilma Rousseff, destituida por el Senado, y el exmandatario Luiz Inácio “Lula” da Silva, aún en prisión por un amañado proceso.

En ese sentido, Morales manifestó su esperanza de la liberación de Lula que, de volver al plano político, representará un fortalecimiento para algunos países de América Latina en la lucha ideológica, programática y de liberación ante la dominación del imperio norteamericano.

Igualmente, expresó su confianza en que los candidatos de izquierda tendrán buenos resultados en las elecciones presidenciales de México y Colombia, así como también en los movimientos sociales de la región, que se organizan por conseguir reivindicaciones ante el patrón Estado o el patrón privado.

También lamentó el reciente estatus de Colombia como socio de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, que calificó de agresión militar a toda América Latina y el Caribe.