Berri: La situación libanesa exige la pronta formación de un gobierno que represente a todos

La formación de un nuevo gabinete en El Líbano que represente a todas las facciones debería tener lugar rápidamente debido a las crecientes tensiones regionales y la frágil economía del país, dijo ayer el presidente del Parlamento libanés Nabih Berri.

Berri: “La situación que nos rodea exige apurarnos tanto como sea posible para formar un gobierno que representa a todos"

El presidente del Parlamento, Nabih Berri, habló en una entrevista con The Associated Press en su oficina en Beirut días después de que El Líbano celebró sus primeras elecciones parlamentarias en nueve años. En la votación, el Movimiento  Amal que preside Berri, junto con sus aliados, incluido el poderoso Hizbullah, ganó más de un tercio de los escaños, algo que les da el poder de vetar cualquier legislación en su contra en el futuro.

La agencia hizo referencia a la trayectoria del presidente Berri, de 80 años, quien ha ocupado su puesto durante más de 25 años y señaló que se espera ser reelegido cuando se reúna el nuevo parlamento a fines de este mes.

Berri no dijo quién es su candidato a primer ministro del país, ya que el gobierno tendrá que renunciar unos días después de las elecciones. Después de que el nuevo período de cuatro años del nuevo parlamento comience el 21 de mayo y se elija un nuevo presidente del parlamento, el presidente Michel Aoun convocará a consultas con los legisladores para que cada diputado o bloque parlamentario nombre a su candidato a primer ministro quien tendrá a su vez formar el nuevo gobierno.

"La situación que nos rodea (en la región) exige a los libaneses a apurarse tanto como sea posible para formar un gabinete, un gobierno que representa a todos", dijo Berri, y aseguró que esta es su opinión y la de Aoun y Hariri también.

"El diablo está en los detalles, por eso debemos apresurarnos", dijo Berri, agregando que la formación de un gabinete no debería llevar meses como ocurría en el pasado.

"Solía ​​tardar de siete a ocho meses para formar un gabinete y esto es peligroso", dijo Berri, haciendo referencia a la tensión en las fronteras de Siria con Israel. "Hay una otra guerra contra la cual estamos luchando sin darnos cuenta, y esta es la guerra económica en El Líbano, y está en curso hace tiempo".

El Líbano tiene una deuda nacional de $ 80 mil millones, y es una de las más altas del mundo, ya que representa el 150 por ciento del producto interno bruto del país.

Berri dijo que las autoridades libanesas deberían tener contactos directos con el gobierno sirio para que los refugiados comiencen a regresar a su país, criticando a los políticos libaneses anti-sirios que se niegan a cualquier trato con el gobierno sirio.

Berri se refirió al regreso de cientos de refugiados sirios a Siria el mes pasado  después de que las fuerzas gubernamentales retomaron las áreas de donde provenían.

"Esto hace felices a los sirios que regresan a su país y también reduce la presión sobre los libaneses", dijo Berri.

"Esto debería estar sucediendo a diario. No deberíamos decir que no tratamos a los hermanos sirios ", dijo Berri.

"Siempre debe haber contactos entre los gobiernos libanés y sirio", dijo Berri. "Tales contactos son para el bien del Líbano", acotó.

Vale señalar que El viernes, Berri recibió el apoyo del primer ministro Saad Hariri, quien lo nombró candidato para el segundo puesto más importante del país. Vale recordar que el respaldo de Hariri, representa el de su bloque parlamentario conformado por 21 escaños de la legislatura de 128 miembros.

El gobierno libanés ha venido planteando durante años su afectación por la guerra en siria que ya lleva más de siete años la cual ha provocado el flujo de más de un millón de refugiados, o sea casi una cuarta parte de la población de este pequeño país, situación que venía ejerciendo bastante presión sobre una infraestructura que ya estaba en crisis.

El presidente del Parlamento libanés, Nabih Berri, dijo que Siria logró alcanzar un "equilibrio del terror" con Israel y que le asestó una dura respuesta de advertencia con el bombardeo de zonas militares en el Golán ocupado.

Berri no descartó que el Ejército sirio ataque más objetivos ocupados por Israel en los territorios palestinos, en caso de repetidas incursiones israelíes contra territorio sirio.

Al comentar sobre la posibilidad de una guerra directa entre Israel y Siria, Berri dijo que no era un interés de Israel, teniendo en cuenta la zona geográfica limitada de librar una guerra prolongada o batallas reales, por lo que Tel Aviv eligió la táctica de golpear zonas sensibles en Siria y retornar por donde ha venido.

También hizo hincapié en que tal guerra perjudicaría los intereses de Estados Unidos en Siria, y añadió que las consecuencias de una guerra se han puesto incluso difíciles de predecir, hasta para los propios estadounidenses que están en Siria.