La Casa Blanca se retracta de su apoyo a la postura antiraní del régimen israelí

La nota oficial publicada por Sanders fue corregida de inmediato y en ella se asegura que Irán “tuvo” en activo un programa nuclear, pero antes del pacto nuclear. La Casa Blanca describió la alteración del tiempo verbal de un “error Administrativo”.

  • La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, en rueda de prensa en la Casa Blanca.

La Casa Blanca se desdice del apoyo ofrecido a las acusaciones de Israel contra Irán por su supuesto programa nuclear, y donde dice que Irán ‘tiene’ activo un programa nuclear señala que quiso decir ‘tuvo’, es decir, Irán puso fin a su programa, claramente pacífico, tras el acuerdo con el G5+1, informaron medios de prensa.

Como se conoce, el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, mostró el lunes CDs y papeles archivados y alegó que probaban que Irán está desarrollando un programa nuclear pese al acuerdo nuclear.

En lo que se describe como una apresurada reacción, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, publicó en la página oficial un comunicado en que subrayó que “el alijo de documentos hecho público por Israel es coherente con lo que Estados Unidos sabía desde hace mucho tiempo: Irán tiene un sólido y clandestino programa de armas nucleares”.

No obstante, la nota oficial publicada por Sanders fue corregida de inmediato y en ella se asegura que Irán “tuvo” en activo un programa nuclear, pero antes del pacto nuclear. La Casa Blanca describió la alteración del tiempo verbal de un “error Administrativo”.

La corrección del comunicado se produjo menos de una hora después de que el nuevo secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, considerara “auténticas” las alegaciones de Netanyahu en su ridículo show.