Palestinos condenan decisión de EE.UU. de trasladar embajada a Jerusalén en mayo próximo

Organizaciones políticas y grupos palestinos rechazaron la medida anunciada e hicieron énfasis en el derecho de los palestinos a la autodeterminación y le exigieron a la comunidad internacional a hacer frente a Estados Unidos

Con esa medida la Administración Trump termina por aislarse completamente y se vuelve una parte del problema y ya no de la solución.
Con esa medida la Administración Trump termina por aislarse completamente y se vuelve una parte del problema y ya no de la solución.

Varias organizaciones y grupos palestinos arremetieron contra Estados Unidos luego de que el Departamento de Estado norteamericano confirmara su decisión de trasladar el 14 de mayo su embajada de Tel Aviv a la ciudad palestina de Al-Quds (Jerusalén).

El Movimiento de Resistencia Palestina (Hamas), mediante un comunicado, condenó la medida anunciada por Estados Unidos y aseguró que dicha decisión no da legitimidad al régimen israelí.

El portavoz de HAMAS, Abdul Latif al-Qanu, reiteró que el traslado de la embajada estadounidense a la ciudad palestina de Al-Quds, más que cualquier cosa, es una provocación contra los palestinos y el mundo islámico y árabe en general, por lo que, de materializarse esta decisión, todo Medio Oriente se alinearía en contra de Estados Unidos.

Al mismo tiempo, invitó a los palestinos y el mundo musulmán a organizar marchas y protestas en contra de la decisión estadounidense, a la que tachó de ilegal y violatoria de los derechos y las normativas internacionales.

Organizaciones políticas y grupos palestinos, entre ellos el Partido del Pueblo Palestino y la Autoridad Nacional Palestina (ANP), rechazaron la medida anunciada e hicieron énfasis en el derecho de los palestinos a la autodeterminación y le exigieron a la comunidad internacional a hacer frente a Estados Unidos.

También la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), por medio de su secretario general, Saeb Erekat, había condenado la medida y la había tachado como una provocación para los árabes, musulmanes y los cristianos.

De acuerdo con el alto negociador palestino, con esa medida, la Administración Trump “termina por aislarse completamente y se vuelve una parte del problema y ya no de la solución”.

Sin embargo, el anuncio fue recibido con beneplácito por los israelíes. El ministro israelí de inteligencia, Yisrael Katz, felicitó al inquilino de la Casa Blanca. “¡No hay mayor regalo que eso! El movimiento más justo y correcto”, dijo.

 


Erekat: Elegir la Nakba del pueblo palestino como fecha para dar este paso suponen una flagrante violación de la ley internacional.
Erekat: Elegir la Nakba del pueblo palestino como fecha para dar este paso suponen una flagrante violación de la ley internacional.

Por su parte, Saeb Erekat, el secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), dijo a AFP que la decisión de la administración estadounidense de reconocer a Jerusalén como capital de la entidad sionista y elegir la Nakba del pueblo palestino como fecha para dar este paso suponen una flagrante violación de la ley internacional.

Agregó que el resultado sería la destrucción de la opción de “dos estados”, y una provocación flagrante a todos los árabes y musulmanes.

Por su parte, el portavoz del presidente palestino, Mahmud Abbas, Nabil Abu Rudeineh, subrayó que cualquier paso unilateral no contribuye a la paz y no dará legitimidad a nadie tampoco.

“Cualquier paso inconsistente con la legalidad internacional impedirá cualquier esfuerzo para lograr ningún acuerdo en la región y creará un clima negativo y dañino”, añadió.

“El logro de una paz global y justa se basa en la adhesión a las resoluciones de legalidad internacional y en el principio de una solución de dos estados que conduciría al establecimiento de un estado palestino independiente con Jerusalén. Este como su capital en las fronteras de 1967”, enfatizó.