Raúl Castro: Apoyar a Venezuela es luchar por la emancipación de América Latina y el Caribe (+ Fotos y Videos)

El presidente cubano, Raúl Castro Ruz, y el mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, presidieron el acto por el 12 aniversario de la creación de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América—Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), en el Palacio de las Convenciones, de La Habana.

Foto: Tomada de Cubadebate
Foto: Tomada de Cubadebate

Raúl llamó a los pueblos de América Latina y el Caribe a ser solidarios con el pueblo venezolano, víctima de una hostilidad sin precedentes por parte de las fuerzas enemigas del progreso en la región. 

Dijo que apoyar a Venezuela en época de ofensiva de las oligarquías, del imperialismo y del neoliberalismo, es luchar por la emancipación de América Latina y el Caribe.

Señaló que en época de dificultades y crecientes desafíos, la solidaridad, el consenso en las ideas y la unidad de acción es lo que necesitan ahora los pueblos de nuestra América, y dijo que Fidel y Chávez trazaron las metas, expusieron las ideas y señalaron el camino que corresponde a todos hacer de sus legados las trincheras invencibles para la defensa de la patria americana.

“Deme Venezuela en qué servirla, ella tiene en mí un hijo. Los cubanos ratificamos: ¡Venezuela, aquí están tus hijos!”, expresó Raúl, al recordar al Apóstol cubano, José Martí. 

En su intervención señaló que cuatro países se liberaron del analfabetismo y avanzaron en la escolarización de sus pueblos; millones de latinoamericanos recibieron salud gratuita y más de un millón 700 mil latinoamericanos recuperaron la visión y agregó que desde la creación del ALBA-TCP, un comercio justo se comenzó a abrir paso en la región. 

Raúl recordó que todavía le queda mucho por hablar y pelear en Cuba.

Por su parte, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, expresó que la partida física del líder histórico de la Revolución cubana hace 20 días aún mantiene a todos pueblos de América conmovidos con profundo dolor, sin embargo “¡Fidel Castro se convirtió en eternidad!”.

“Nunca estamos preparados para despedir a nuestros fundadores, pero el día que despedimos a Fidel y Chávez lo hicimos sabiendo que habían dejado un pueblo fértil y que habían cumplido con su deber”, agregó.

Minutos antes, Bruno Rodríguez Parrilla, ministro de Relaciones Exteriores de Cuba dio lectura a la Declaración de los gobiernos de Cuba y Venezuela con propósito del 12 aniversario del ALBA-TCP.

En la Declaración Conjunta de Cuba y Venezuela se destacan los legados históricos de Hugo Chávez Frías y Fidel Castro Ruz, así como la determinación de fortalecer el papel del ALBA-TCP contra la ofensiva neoliberal contra los pueblos de Nuestra América.

Además el documento reafirma los compromisos de ambos gobiernos a los principios de los estatutos del ALBA-TCP y la convicción de que la Revolución Cubana seguirá la senda victoriosa en su camino al socialismo.


Declaración de los gobiernos de Cuba y Venezuela en ocasión del XII Aniversario del ALBA-TCP

El ALBA-TCP es un proyecto genuino de independencia, emancipación, concertación política e integración económica cuyos programas especialmente en las áreas educativas, de salud, deporte y cultura han contribuido significativamente al desarrollo de políticas sociales inclusivas dirigidas a elevar el bienestar de sus pueblos. Con base en esos fundamentos manifestamos:

1- Nuestro compromiso con los principios bolivarianos y martianos que sustentan nuestra Alianza, particularmente la solidaridad, la cooperación, la complementariedad económica y la justicia social, con el objetivo principal de satisfacer las necesidades y aspiraciones de nuestros pueblos.

2- Nuestra determinación de seguir fortaleciendo el papel del ALBA-TCP como alternativa a la ofensiva neoliberal que contribuye a la consolidación de la soberanía e independencia de nuestra América, inspirada en la voluntad política del Comandante en Jefe de la Revolución cubana Fidel Castro Ruz, y del Comandante Eterno Hugo Rafael Chávez Frías.

3- Nuestro respeto irrestricto a los propósitos y principios de la Carta Magna de Naciones Unidas y el Derecho Internacional, en particular el respeto a la igualdad soberana de los Estados, a la autodeterminación, la integridad territorial, la no intervención en los asuntos internos de los Estados, la prohibición del uso y la amenaza del uso de la fuerza, la solución pacífica ante controversias así como el rechazo a las medidas coercitivas unilaterales de conformidad con los postulados de la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, firmada por las Jefas y Jefes de Estado de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y caribeños en su segunda Cumbre, celebrada en La Habana, en enero de 2014.

4- Nuestra convicción de que la Revolución cubana continuará su senda victoriosa hacia un Socialismo próspero y sostenible, creada por las ideas y el ejemplo de su Comandante en Jefe, como referente de independencia, solidaridad y verdad, igualdad y antimperialismo, y en la lucha por la reivindicación y el derecho de los pueblos a la justicia, el desarrollo y la dignidad de todos los seres humanos.

5- Continuar trabajando en el fortalecimiento de Petrocaribe como iniciativa solidaria del ALBA y avanzar hacia una etapa superior de la Zona Económica ALBA-Petrocaribe, ya ratificada como espacio de complementariedad económica, comercial, productiva y de cooperación entre nuestros pueblos.

6- Continuar con el desarrollo de las misiones sociales y en particular la atención de pacientes de la Misión Milagro, creada por Chávez y Fidel, reconocida por los pueblos de nuestra América.

7- Redoblar los esfuerzos por alcanzar mayores niveles de desarrollo de nuestros países, mediante la promoción el encadenamiento productivo y el intercambio comercial con bases justas con el respaldo del Banco del ALBA para fortalecer su soberanía e independencia económica.

8- Reafirmamos que el principio cardinal que debe guiar el ALBA es la solidaridad más amplia entre los pueblos de la América Latina y el Caribe, sustentado en el pensamiento de los próceres, sin nacionalismos egoístas ni políticas nacionales restrictivas que nieguen el objetivo de construir una Patria grande en la América Latina, según la soñaron los héroes de nuestras luchas emancipadoras.



Gallery