Bancos libaneses ejecutan ley estadounidense de sanción a Hizbulah

Los bancos de El Líbano comenzaron a aplicar medidas contra personas e instituciones sospechosas de mantener transacciones con Hizbulah, a tenor con una ley estadounidense para sancionar al Partido de la Resistencia.

Las acciones de las entidades financieras obedecen a presiones de Estados Unidos para tratar de asfixiar a la agrupación, a la que Washington y sus aliados en golfo Pérsico consideran terrorista.
Las acciones de las entidades financieras obedecen a presiones de Estados Unidos para tratar de asfixiar a la agrupación, a la que Washington y sus aliados en golfo Pérsico consideran terrorista.

De acuerdo con el diario Al-Mustaqbal, las acciones de las entidades financieras obedecen a presiones de Estados Unidos para tratar de asfixiar a la agrupación, a la que Washington y sus aliados en golfo Pérsico consideran terrorista.

Según algunas fuentes, la medida aplica para cuentas en libras libanesas y otras monedas extranjeras, básicamente el dólar norteamericano, de personas naturales o jurídicas que se compruebe realizan algún tipo de negocios con Hizbulah.

El presidente estadounidense, Barack Obama, firmó el 18 de diciembre pasado la denominada Acta o Ley de Prevención de Financiamiento Internacional a Hizbulah, un partido con representación en el gobierno y parlamento libaneses y que también posee milicias combatiendo en Siria e Iraq.

Según algunos medios de prensa extranjeros, la rúbrica de esa normativa tuvo efecto casi inmediato en El Líbano y conllevó a comienzos de abril a que los bancos inhabilitaran, al menos temporalmente, tarjetas de crédito y débito, incluso para transacciones en internet.

Medios locales informaron la semana pasada que la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC), del Departamento del Tesoro, emitió regulaciones para poner en vigor la ley de prevención de financiamiento a la agrupación líder de la Resistencia libanesa.

Al-Mustaqbal aseguró que el subsecretario del Departamento del Tesoro estadounidense, Daniel Glaser, tiene previsto viajar a Beirut la semana entrante para debatir con autoridades libanesas detalles de la nueva regulación causante de inquietud entre empresarios y particulares.

Se pudo conocer que muchos libaneses se mostraron preocupados por los posibles efectos negativos que la controversial ley ya están teniendo en el sector bancario nacional, considerado una de las industrias más activas del país.

La normativa establece que Estados Unidos emprenderá acciones contra aquellas entidades que intencionadamente faciliten una transacción o transacciones significativas para Hizbulah o de una persona identificada en la Lista de personas Nacionales Especialmente Designadas y Bloqueadas.

La relación de la OFAC incluye nombres de funcionarios, hombres de negocio e instituciones que, según Washington, están ligadas a Hizbulah, entre ellos el de su secretario general Sayyed Hassan Nasrallah.

Aunque Nasrallah negó que las operaciones financieras del Partido de Dios se realicen mediante bancos libaneses o foráneos, la lista tiene incorporado también al grupo televisivo Al-Manar TV y la emisora de Radio Al-Nour, afines y administrados por el partido de la Resistencia.