Bolivia: Enfatiza Evo Morales en el fracaso del neoliberalismo y su Gobierno gestiona reunión al más alto nivel con Estados Unidos

El presidente boliviano, Evo Morales
El presidente boliviano, Evo Morales, recordó que el neoliberalismo nunca resolvió los problemas sociales y económicos de América Latina y el Caribe.

En conferencia de prensa desde el Palacio Quemado, el mandatario explicó los resultados de su reciente visita a Europa, sobre todo su participación en la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños y la Unión Europea, y enfatizó en el fracaso del neoliberalismo.

El líder indígena destacó la acogida que tuvo la delegación cubana entre los mandatarios asistentes a la reunión, con sede en Bruselas, la capital belga, y recalcó en el interés de muchos de negociar con Bolivia.

Apuntó que los presidentes y primeros ministros quieren hablar de negocios, especialmente cuando se trata de transferencia de tecnología.

El mandatario enfatizó que en Europa saben que están siendo desplazados por Asia en América Latina y el Caribe. Subrayó que a Norteamérica le pasa lo peor. Ellos si tienen presencia acá es con bases militares y no con acciones que permitan resolver los problemas económicos de la región, recordó.

Morales adelantó que visitará próximamente a Francia, Alemania e Italia, e informó que llegará a Bolivia el mandatario austriaco, Heinz Fischer, quien será el primer jefe de Estado europeo en la presente gestión.

Por su parte, el vicecanciller Juan Carlos Alurralde admitió que Bolivia gestiona una reunión entre el presidente Evo Morales y su par estadounidense, Barack Obama, con la intención de normalizar las relaciones entre ambos países.

En declaraciones a la cadena radial Patria Nueva, Alurralde expresó que se está trabajando en esa perspectiva desde finales del año anterior, para que ambos presidentes traten temas de interés bilateral, entre ellos la falta de puntos comunes respecto a la política exterior de los dos gobiernos.

Las declaraciones de Alurralde están precedidas de una petición realizada por el canciller David Choquehuanca, en la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA), en Washington, de un encuentro entre Obama y Morales.

Washington y La Paz rompieron relaciones en septiembre de 2008, cuando Morales expulsó del país al entonces embajador, Philip Golberg, por conspirar contra su gobierno.