Zidane: cuatro años de su llegada al banquillo del Real Madrid que parecen una década.

Zidane... tres Champions, nueve títulos, un adiós, un regreso, tres crisis, una reconstrucción...

  • Zidane, tras conquistar su tercer Champions consecutiva. Getty

"Creo que va a salir todo bien", dijo Zidane el 4 de enero de 2016, fecha en la que fue presentado por primera vez como técnico del Real Madrid. Se cumplen cuatro años de aquel momento y a Zizou realmente la ha ido muy bien al frente del conjunto blanco. Posiblemente, mejor de lo que imaginaba cuando soltó la mencionada frase.

Pero, sobre todo, la etapa de Zidane como técnico del Real Madrid lo que ha sido es muy intensa. Porque realmente son tres años y tres meses los que lleva al frente del banquillo blanco, pero que han parecido una década. Por acontecimientos y títulos.

En ese corto periodo de tiempo, Zidane ha ganado tres Champions consecutivas, nueve títulos en total, recuperó el trono liguero, se marchó en 2018, regresó el pasado año, ha vivido dos crisis y ahora intenta reconstruir el imperio que levantó en sus primeras tres temporadas al frente del Real Madrid.


  • Foto de Pablo García

Salto al banquillo blanco y primera Champions

El 4 de enero de 2016, Florentino Pérez destituye a Benítez y apuesta por Zidane, que llevaba dos años al frente del Castilla. Comienza la era Zizou en el Real Madrid. Su llegada es un golpe de ilusión que pronto empieza a reflejarse en los resultados del equipo. En los cinco meses que estuvo al mando de la 15-16, el Madrid ganó 17 de los 20 partidos de Liga que disputó (incluido el Clásico del Camp Nou) y llegó a tener opciones de ganar la Liga hasta la última jornada. Pero el éxito llegaría en la Champions. Tras eliminar a Roma, Wolfsburgo y City, el Madrid salvaría la temporada a lo grande conquistando la Champions ante el Atlético en Milán. Zizou era protagonista de la Novena como jugador, de la Décima como ayudante de Ancelotti y de la Undécima como técnico. Era el comienzo de una etapa gloriosa de los blancos.

  • Foto de Roberto Pardo

Doblete histórico

La temporada 16-17, la primera completa de Zidane al frente del Real Madrid, los éxitos se multiplicaron. El Madrid ganaría la Supercopa de Europa y pocos meses después el Mundial de Clubes. Zidane cerraba por tanto su primer año natural como técnico del Real Madrid con tres títulos ya en el bolsillo. Al final de la temporada lo redondearía con un doblete histórico ganando la Liga y la Champions. El Madrid recuperaba el trono doméstico y en Europa se convertía en el primer club en ganar dos Champions consecutivas. Zidane había llevado al Madrid a otra dimensión. Fue el momento cumbre de su gran obra. Y todo ello en apenas 16 meses al frente del equipo.

  • Foto tomada de MARCA

Tercera Champions seguida, The Best y nueve títulos

En el inicio de la temporada 17-18 el Madrid con Zidane sigue subido en la cresta de la ola de títulos. En el verano conquista dos más, la Supercopa de España ante el Barça y la de Europa frente al United. Semejantes éxitos provocan el reconocimiento individual a Zidane, que gana el The Best como mejor técnico del mundo. Poco después, otro Mundial de Clubes. El Madrid es una máquina de ganar finales y títulos. El único lunar en esos meses es la Liga, que el Madrid tira a las primeras de cambio, algo que no gusta nada al técnico. En enero, la situación liguera, unida a la inesperada eliminación copera ante el Leganés, desata la primera crisis de la era Zizou. Una crisis que el equipo borra de un plumazo con una brillante Champions, en la que elimina a PSG, Juventus y Bayern, para acabar conquistándola por tercera vez consecutiva ante el Liverpool en Kiev. El noveno título de Zidane en tres temporadas.

  • Foto de Chema Rey

El sorprendente adiós de Zidane y su sorprendente regreso

Pero cinco días después de ganar la tercera Champions, Zidane sorprende a todos anunciando su adiós y el final de una etapa gloriosa como técnico del Real Madrid. El técnico acusa el desgaste de una campaña en la que el equipo se dejó llevar en la Liga y con algunos jugadores en particular, como es el caso de Bale. Se fue Zidane y se fue Cristiano. "El equipo necesita un cambio para seguir ganando", explicó Zidane en su adiós en Valdebebas acompañado de Florentino Pérez. Lo que no se imaginaba Zidane es que su adiós sería muy breve, porque al equipo no le fueron nada bien las cosas y nueve meses después regresaba al Madrid como solución a la gran crisis de resultados del equipo.

  • Foto de Pablo García

Dos crisis en la labor de reconstrucción en la 19-20

En su segundo regreso los efectos de su llegada no fueron tan notorios como la primera vez. El equipo acabó mal y Zidane acusó ese desgaste que afectó a muchos jugadores de la vieja guardia. La mala pretemporada hurgó en la herida, el técnico no daba con la tecla y a las primeras de cambio afronta la primera crisis de la campaña. La goleada ante el PSG deja muy tocada la figura de Zidane. Sin embargo, salva la primera situación crítica. La dolorosa derrota en Mallorca provocaría un nueva crisis, más acentuada en esta ocasión y con la sombra de Mourinho sobrevolando el Bernabéu. Pero Zidane da con la tecla a tiempo y vuelve a remontar la situación, aunque el año terminó con un sabor agridulce. Hoy Zidane cumple cuatro años desde que tomó lo mando del Madrid por primera vez y lo hace en plena reconstrucción del equipo campeón que fabricó. Es su gran reto en su segunda etapa como técnico blanco.