Unos 500 mil millones de dólares costará Neom, megaciudad futurista de Arabia Saudita

Bajo el liderazgo del príncipe heredero Mohammed bin Salman, se está construyendo una "megaciudad" de 500 mil millones de dólares en el extremo noroccidental de Arabia Saudita, informó la edición digital Fin del sueño americano. Neom es el nombre que llevará la urbe.

Neom será una ciudad totalmente automatizada "donde podremos ver todo”.
Neom será una ciudad totalmente automatizada "donde podremos ver todo”.

Unos 500 mil millones de dólares costará Neom, la megaciudad que bajo el liderazgo del príncipe heredero Mohammed bin Salman se está construyendo en el extremo noroccidental de Arabia Saudita, informó la edición digital Fin del sueño americano.

Dicen que Bin Salman tuvo la idea de la ciudad cuando "sacó un mapa de su país en Google Earth y vio que su cuadrante noroeste era una pizarra en blanco". 

Finalmente, decidió que sería un lugar ideal para "la ciudad del futuro", y reclutó a un ejército de consultores estadounidenses para que le ayudaran a cumplir su sueño.

The Wall Street Journal pudo examinar recientemente dos mil 300 páginas de documentos clasificados relacionados con este proyecto, y lo que descubrieron es absolutamente asombroso. 

Esta "ciudad del futuro" contará con una luna artificial, taxis voladores y doncellas robotizadas, pero también habrá ediciones genéticas para hacer a los humanos más fuertes e inteligentes, y todos los que vivan allí estarán sujetos a vigilancia las 24 horas del día.

La urbe, que al terminarse tendrá el "tamaño de Massachusetts (en Estados Unidos)", será además "la primera zona internacional independiente del mundo", y muchos están preocupados por lo que eso va a significar exactamente, precisó el reporte.

"Neom" ciertamente suena futurista, y de acuerdo a Digital Trends se deriva de la combinación de una palabra griega y una árabe.

Llamado Neom (una mezcla de la palabra griega para "nuevo" y la palabra árabe para "futuro"), el proyecto pretende construir una ciudad de 500 mil millones de dólares, cubriendo 10 mil millas cuadradas de costa y desierto en el noroeste de Arabia Saudita. Con su mezcla de servicios de alta tecnología y servicios de lujo como restaurantes y tiendas, el objetivo es construir lo que el Wall Street Journal describe como superior a "Silicon Valley en tecnología, Hollywood en entretenimiento y la Riviera Francesa como lugar de vacaciones".

Añade el artículo de Fin del sureño americano, que la ciudad-estado saudita en desarrollo tendrá robots de limpieza, taxis voladores y arena que brilla en la oscuridad.

Al propio tiempo verán una luna artificial que iluminará el cielo todas las noches, y una isla estilo Parque Jurásico permitirá a los visitantes mezclarse con dinosaurios robot.

Y aunque el clima de la región es extremadamente seco, el príncipe heredero planea utilizar la "siembra de nubes" para producir lluvia cuando sea necesario.

En otras palabras, el hecho de que vayan a utilizar la geoingeniería para controlar el clima en esta ciudad ni siquiera es oculto.

También habrá instalaciones de edición genética que se utilizarán para que los seres humanos sean más fuertes y más inteligentes que nunca, y como plantea el The Wall Street Journal, la junta directiva de Neom planea convertirla en una ciudad totalmente automatizada "donde podamos ver todo".

Pero aún más alarmante es el hecho de que esta ciudad sea catalogada como "la primera zona internacional independiente del mundo".

Queda por ver cuán independiente será en realidad. El reino saudita creó una "autoridad especial", presidida por el propio Príncipe Heredero, para supervisar el desarrollo del proyecto.

Una vez construida, la zona será administrada a través de un "marco regulatorio que adoptará leyes de inversión de clase mundial para apoyar a los residentes y a los sectores económicos objetivo", declara su presentación, que también afirma que la ciudad-estado tendrá un "sistema judicial autónomo".

Sus leyes, impuestas por la automatización y el seguimiento de sus ciudadanos en toda la ciudad, serían independientes de las de Arabia Saudita, creadas por una lista de inversores tanto locales como extranjeros "de acuerdo con las mejores prácticas internacionales".

Así que esta ciudad no será técnicamente parte de Arabia Saudita. De hecho, será una "ciudad-estado" con sus propias leyes, normas, reglamentos y sistema judicial.

¿Será posible que esta gigantesca "zona internacional independiente" sea algún día la sede de un "líder internacional"?