No hay tiempo para renegociar Brexit, advierte Macron a primer ministro británico

El primer ministro británico se mostró relajado en su reunión con su par francés, a pesar de que éste enfrió sus expectativas sobre el Brexit.

Macron-Johnson
Macron-Johnson

El presidente francés, Emmanuel Macron, advirtió al primer ministro británico, Boris Johnson, que no hay tiempo para renegociar la salida del Reino Unido de la Unión Europea, proceso conocido como Brexit.

Macron recibió a Johnson en el Palacio del Elíseo, en París, donde el visitante no dudó en poner los pies sobre una mesa mientras conversaba con el anfitrión. 

Ambos intercambiaron bromas y Macron dio con la palma de la mano en la mesa y apuntó al piso, donde obviamente deben ir los pies. Johnson dijo "mis disculpas", agitó la mano, bajó el pie y rió.  Un incidente que no pasó inadvertido para la prensa.

Ese fue el primer encuentro bilateral entre Macron y Johnson desde que este último asumiese el cargo  el pasado 24 de julio.

 

Los dos líderes habían hablado por teléfono poco después de la llegada de Johnson a Downing Street, tras la dimisión de Theresa May, víctima del Brexit.

El plato fuerte del almuerzo de trabajo fue, como era de esperar, el Brexit, la salida el 31 de octubre del Reino Unido de la Unión Europea, con o sin acuerdo. A las buenas o a las malas.

El mandatario galo dejó claro que se opone a una renegociación del acuerdo del Brexit, que pactaron el Reino Unido y los 27 estados miembros de la Unión Europea (UE). "Voy a ser aquí muy claro: en el próximo mes, no vamos a encontrar un acuerdo de salida que esté lejos de las bases", apuntó.

 

Macron recordó que fueron los británicos los que decidieron en referéndum abandonar el club comunitario.El presidente dijo que él respeta esa decisión, aunque no la comparte, pues le hubiera gustado que el Reino Unido se quedara.

El 23 de junio de 2016, el 52 por ciento de los británicos votó a favor de salir de la UE y el 48 por ciento a favor de permanecer en el bloque, al que entró en 1973.

"Quiero decir (al pueblo británico) que sólo él puede elegir su destino", afirmó Macron, quien aseguró que la Unión Europea ha estado "siempre abierta" a discutir su relación futura con Londres.

 

Los dos gobernantes se encontraron días antes de volver a verse las caras durante la Cumbre del Grupo de los Siete (G7), con sede del 24 al 27 de agosto en Biarritz, suroeste de Francia.