¿Quién fue realmente disuadido esta semana?, pregunta la prensa hebrea

Cientos de cohetes fueron disparados durante dos días contra (Israel) por una pequeña organización de oposición en la asediada y hambrienta Gaza. Al respecto, Haaretz pregunta: ¿Valió la pena? ¿La situación de seguridad de los israelíes ha mejorado o empeorado después de la liquidación de Abu al-Atta? ¿Dónde exactamente fue lo quirúrgico aquí? ¿Quién fue realmente disuadido?

¿Quién fue realmente disuadido esta semana?, se pregunta la prensa hebrea.

De acuerdo con un reporte del diario israelí Haaretz, a veces una captura de pantalla vale más que mil palabras. El pasado miércoles por la mañana, un día después que se dispararon 200 cohetes contra (Israel) y sus ciudadanos, el ministro Ze'ev Elkin ofreció una entrevista en uno de los programas televisivos.

Elkin dijo: “Categóricamente, el estado de (Israel) ha restaurado la disuasión". Al mismo tiempo su imagen fue acompañada por un texto rojo de último minuto: "Nuevo ataque contra los soldados”.

Según el rotativo hebreo, el régimen israelí no se ha mostrado nunca más vulnerable que en esta semana.

“No está en su heroica guerra existencial en 1948, ni en el aterrador período de espera antes de la Guerra de los Seis Días, ni después del repentino ataque de Yom Kippur. Ni en las guerras engañosas de El Líbano, ni en la primera sublevación de piedra, ni en la segunda sublevación. Tampoco es en la humillante Guerra del Golfo”, subraya la publicación.

¿Qué ha pasado esta semana? El primer ministro ordenó la implementación de una liquidación selectiva del llamado "bomba de tiempo", Bahaa Abu al-Atta, un prestigioso comandante de la Jihad Islámica Palestina.

Pero inmediatamente después de la muerte de Abu al-Atta, precisa Haaretz, (Israel) entró en pánico. “Una lluvia de sirenas y advertencias, estudios y escuelas paralizadas, tráfico de trenes suspendido, cancelación de la educación de Gush Dan al sur, los padres ordenaron quedarse con sus hijos cerca de áreas seguras. Los altos funcionarios políticos y militares se apresuraron a señalar que se trataba de una liquidación quirúrgica única, y que (Israel) no deseaba escalar, disculparse y suplicarle a Hamas que no se uniera”.

Cientos de cohetes fueron disparados durante dos días contra (Israel) por una pequeña organización de oposición en la asediada y hambrienta Gaza.

Al respecto, Haaretz pregunta: ¿Valió la pena? ¿La situación de seguridad de los israelíes ha mejorado o empeorado después de la liquidación de Abu al-Atta? ¿Dónde exactamente fue lo quirúrgico aquí? ¿Quién fue realmente disuadido?

Y responde: “Esto es realmente un insulto a la estrategia decreciente”.

La grandeza de la que se jacta Netanyahu se ha convertido en una corteza de ajo. Bajo su gobierno, sostiene Haaretz, (Israel) se transformó de una superpotencia disuasiva regional en una rata aterrorizada que rugió por un momento en la oscuridad y luego se escondió y pidió perdón hasta que la ira pasara.

“La paz no es un sueño para traer. No hay seguridad para los ciudadanos, el orgullo y la seguridad vial se perdieron hace mucho tiempo. Yahya Sinwar, Hassan Nasrallah y Ali Khamenei ciertamente se ríen consigo mismos. Unos años más con este hombre e (Israel) realmente colapsará sobre sí mismo, concluye el rotativo hebreo.