Presidente de Irak ratifica el derecho de los ciudadanos a manifestaciones pacíficas

Según el más reciente balance de víctimas, el número de muertos aumentó a 17 por ataques armados contra manifestantes en la plaza de Al-Khilani y la Al-Sunk, después de lo cual se llegó a un acuerdo de seguridad entre el Comando de Operaciones de Bagdad, las Brigadas de Paz y los líderes del Movimiento Sadrista.

 

  • Presidente de Irak ratifica el derecho de los ciudadanos a manifestaciones pacíficas

El presidente iraquí, Barham Salih, ratificó el legítimo derecho de cualquier ciudadano a protestar y manifestarse pacíficamente, y prohibió la respuesta armada y violenta contra esas acciones.

En un comunicado, Salih enfatizó que la responsabilidad de los servicios de seguridad del estado es perseguir y arrestar a los criminales, y proteger a las personas que decidan expresarse de forma pacífica, así como a la propiedad pública y privada.

Al menos 23 manifestantes murieron y otros 127 resultaron heridos este viernes tras un tiroteo en una plaza de Bagdad, epicentro de las protestas contra el Gobierno, según el último balance proporcionado este sábado por fuentes médicas y policiales.

Se trata del incidente más sangriento de las últimas semanas de protestas en el país. Las víctimas mortales se suman a las, aproximadamente, 460 constatadas por la organización semioficial de la Alta Comisión Iraquí para los Derechos Humanos, responsable del seguimiento  de estas estadísticss durante las manifestaciones iniciadas hace un par de meses.

Entre las víctimas mortales del ataque hay tres agentes de policía, de acuerdo con  las fuentes. Los hombres armados viajaban en vehículos todoterreno y dispararon contra los manifestantes, pero todavía se desconoce su afiliación.

Por su parte, la Autoridad de la Movilización Popular, Faleh Al-Fayyad, afirmó que no se debe asignar ningún papel de seguridad a cualesquiera de sus fuerzas en las áreas de manifestaciones en general y en la Plaza de al-Tahrir, de Bagdad, en particular.

En ese sentido, Al-Fayyad, pidió a sus formaciones y afiliados que cumplan con tales directivas.

  • Irak lleva ya casi dos meses con protestas

El acuerdo incluye el redespliegue del ejército en el área y la asunción de la responsabilidad de proteger a los manifestantes, mientras que los comités de seguridad de los "cascos azules" de las "Brigadas de la Paz" protegen las plazas de manifestaciones.

Entretanto, Naciones Unidas condenó la violencia contra los manifestantes en el centro de Bagdad y alertó sobre la presencia de lo que describió como pandillas armadas.

La representante especial del Secretario General de las Naciones Unidas, Jenin Hennes-Blackshart, pidió a las fuerzas iraquíes que "protejan a los manifestantes de la violencia de los insurgentes".

En un comunicado, advirtió de "la violencia de pandillas politizadas o leales  a partes externas, que buscan ajustar cuentas, amenazan con poner a Irak en un camino peligroso".

NOTICIAS RELACIONADAS 

Hombres armados matan a 15 iraquíes durante marcha contra injerencia extranjera en Bagdad

  • Cifra de muertos aumenta tras tiroteo a manifestantes en Bagdad