Colombia: Indígenas denuncian violencia en sus territorios

De enero de 2016 a julio de 2019, se registraron 738 homicidios en contra de líderes sociales y defensores de derechos humanos, 161 en el departamento del Cauca (uno de los más violentos del país).

  • Colombia: Indígenas denuncian violencia en sus territorios

Nuestros territorios indígenas los están convirtiendo en cementerios, denunció este lunes el Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC) en Colombia, donde las comunidades nativas son víctimas frecuentes de la violencia.

En tal sentido, se refirió a lo que en este mes de diciembre viene sucediendo en las comunidades nativas nasas del municipio Páez, "donde los grupos armados ilegales continúan con los hechos de violencia atentado contra la armonía de nuestro territorio, vulnerando los derechos humanos".

De enero de 2016 a julio de 2019, se registraron 738 homicidios en contra de líderes sociales y defensores de derechos humanos, 161 en el departamento del Cauca (uno de los más violentos del país), subrayó.

En un contexto marcado por las protestas antigubernamentales, contra la violencia y por la paz en Colombia, el Consejo aseguró recientemente que fortalecerá la movilización con la participación de las comunidades.

Desde el inicio del paro nacional (el 21 de noviembre pasado), hemos afianzado este proceso, apuntó.

Las 126 autoridades indígenas nos hemos declarado en asamblea permanente, vigilantes a que el gobierno atienda la demanda social, enfatizó.

El CRIC rechazó "el tratamiento militar a la protesta social y propugnamos por cambios profundos en las concepciones de seguridad del actual gobierno que, ancladas en la seguridad nacional y/o en la seguridad democrática, ven a la población como un enemigo interno".

Quienes hoy protestamos en las calles no aceptamos más un modelo económico y social que genera riqueza en unos pocos y pobreza en la mayoría, un sistema económico que se lucra de nuestros territorios y ecosistemas. Además, coloca en riesgo nuestro futuro y las posibilidades de vida, en un mundo insensible y apegado al capitalismo, puntualizó.