Seguridad iraquí arresta a presuntos responsables de filtrar datos sobre Suleimani a EE.UU.

Qassem Suleimani, comandante de la Fuerza Quds de Irán, cayó mártir la madrugada del pasado viernes, junto al subcomandante de las Unidades de Movilización Popular de Iraq (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), Abu Mahdi al-Muhandis, y otros combatientes en una agresión efectuada por orden directa del presidente estadounidense, Donald Trump, cerca del aeropuerto internacional de Bagdad.

  • Seguridad iraquí arresta a presuntos responsables de filtrar datos sobre Suleimani a Estados Unidos. La foto muestra como quedó el auto en el que viajaba el general iraní.

Las fuerzas de seguridad iraquíes detuvieron a tres empleados del aeropuerto de Bagdad por su presunta cooperación con Estados Unidos en el asesinato del general iraní Qassem Suleimani.

HispanTV reportó que según indican fuentes cercanas al grupo que indaga el atentado, estos tres sospechosos filtraron a Washington información detallada sobre los movimientos de Suleimani, quien voló el día del ataque a Bagdad, la capital iraquí, tras un viaje a Damasco, Siria.

Suleimani, comandante de la Fuerza Quds de Irán, cayó mártir la madrugada del pasado viernes, junto al subcomandante de las Unidades de Movilización Popular de Iraq (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), Abu Mahdi al-Muhandis, y otros combatientes en una agresión efectuada por orden directa del presidente estadounidense, Donald Trump, cerca del aeropuerto internacional de Bagdad.

Los datos ofrecidos por los empleados fueron fundamentales para que EE.UU. consumara su operación aérea contra el alto mando iraní y sus compañeros en la capital iraquí.

La pesquisa se enfoca principalmente en interrogatorios al personal del aeropuerto y los supuestos involucrados en el bombardeo mortal de EE.UU.

A su vez, las autoridades sirias, lanzaro una pesquisa paralela en el Aeropuerto Internacional de Damasco para recabar más indicios.

El primer ministro interino de Iraq, Adel Abdul-Mahdi, dice que esperaba reunirse con Suleimani el día de su asesinato.

En respuesta al crimen, el Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán llevó a cabo el pasado miércoles fuertes ataques misilísticos contra bases estadounidenses en Iraq, en lo que el líder supemo, ayatollah Sayyed Alí Jamenei, describió como solo una “bofetada” y no la venganza.

De acuerdo con fuentes locales, las defensas antimisiles de Estados Unidos no lograron interceptar ni un misil iraní disparado contra sus bases en el territorio iraquí y aunque la parte persa afirma que murieron al menos 80 militares estadounidenses Trump dijo en un mensaje a la nación que no hubo daños entre los saldados.

Después de la operación relámpago de Irán, el presidente de EE.UU. retiró todas sus anteriores amenazas militares contra el país persa, aunque alegó que no hubo víctimas mortales en la ofensiva iraní contra dos bases estadounideneses.