Exoficial de la CIA sugiere que hubo interferencia electrónica intencional en derribo de avión ucraniano

El artículo del exoficial de la CIA y experto en antiterrorismo, Philip M. Giraldi, bajo el título ¿Quién apuntó al vuelo 755 del avión ucraniano?, sostiene que “Irán lo derribó, pero hay algo detrás y la historia es más que esto ".

  • Restos del avión ucraniano derribado en Teherán.

El artículo del exoficial de la CIA y experto en antiterrorismo, Philip M. Giraldi, bajo el título ¿Quién apuntó al vuelo 755 del avión ucraniano?, sostiene que “Irán lo derribó, pero hay algo detrás y la historia es más que esto ".

Giraldi, con una amplia hoja de servicio (19 años) en diferentes países como Turquía, Italia, Alemania y España, señala que la afirmación de que el general de división Qasem Suleimani era un "terrorista", con la misión de llevar a cabo un ataque "inminente" que mataría a cientos de norteamericanos, resultó ser una mentira.

Y se pregunta: ¿por qué debería uno creer cualquier otra cosa relacionada con los recientes acontecimientos en Irán e Iraq?

Según Giraldi, el vuelo 752 de Ukraine International Airlines que salió del aeropuerto internacional Imam Khomeini de Teherán en la mañana del 8 de enero con 176 pasajeros y tripulación a bordo fue derribado por las defensas antiaéreas iraníes, algo que el gobierno iraní admitió, pero –en opinión del autor– podría haber mucho más en la historia de la guerra cibernética llevada a cabo por los gobiernos de Estados Unidos y posiblemente (Israel).

Lo cierto, apunta Giraldi, es que las defensas antiaéreas iraníes estaban en alerta máxima por temor a un ataque estadounidense tras el asesinato de Suleimani el 3 de enero, seguido de un ataque con misiles de Irán contra dos bases estadounidenses en Iraq.

Pese a la tensión y la escalada, sostiene el exoficial de la CIA, el gobierno iraní no cerró el espacio aéreo del país. “Las aeronaves civiles continuaron despegando de Teherán, lo cual es un error de apreciación de las autoridades aeroportuarias, e inexplicablemente las aeronaves civiles continuaron despegando y aterrizando incluso después que el avión ucraniano fue derribado”.

Apunta el experto, que 57 de los pasajeros del vuelo eran canadienses de ascendencia iraní, lo que llevó al primer ministro Justin Trudeau a a señalar con el dedo tanto al gobierno iraní por su descuido como a Washington, y observó con enojo que la Administración Trump había buscado deliberada e imprudentemente "escalar las tensiones" con Irán a través de un ataque cerca del aeropuerto de Bagdad, sin tener en cuenta el impacto en los viajeros y otros civiles de la región.

Para Giraldi, lo que parece haber sido un caso de malos juicios y de error humano incluye algunos elementos que aún no se han explicado.

“Según se informa, el operador de misiles iraní experimentó una considerable "interferencia" y el transpondedor del avión se apagó y dejó de transmitir varios minutos antes de que se lanzaran los misiles. También hubo problemas con la red de comunicaciones del comando de defensa antiaérea, que pueden estar relacionados.

“La interferencia electrónica proveniente de una fuente desconocida significó que el sistema de defensa antiaérea se puso en operación manual, confiando en la intervención humana para su lanzamiento. El papel humano significaba que un operador tenía que hacer un juicio rápido en una situación de presión en la que sólo tenía momentos para reaccionar. El apagado del transpondedor, que habría indicado automáticamente al operador y a la electrónica de Tor que el avión era civil, en cambio indicó automáticamente que era hostil. El operador, habiendo sido particularmente informado sobre la posibilidad de que se recibieran misiles de crucero americanos, disparó entonces”.

De acuerdo con Giraldi, los dos misiles que derribaron el avión procedían de un sistema de fabricación rusa designado SA-15 por la OTAN y llamado Tor por los rusos. El sistema incluye tanto un radar para detectar y rastrear objetivos como un sistema de lanzamiento independiente, que incluye la funcionalidad de un sistema de identificación amigo o enemigo (IFF) capaz de leer las señales de llamada y las señales de transpondedor para prevenir accidentes.

Pero dado lo que sucedió esa mañana en Teherán, es plausible asumir que algo o alguien interfirió deliberadamente con las defensas antiaéreas iraníes y con el transpondedor del avión, posiblemente como parte de un intento de crear un accidente de aviación que sería atribuido al gobierno iraní.

El ex oficial de la CIA considera que el sistema de defensa SA-15 Tor utilizado por Irán tiene una gran vulnerabilidad. Puede ser hackeado o "falsificado", permitiendo a un intruso hacerse pasar por un usuario legítimo y tomar el control.

“También se informa que la Marina y la Fuerza Aérea de Estados Unidos han desarrollado tecnologías "que pueden engañar a los sistemas de radar enemigos con objetivos falsos y engañosos".

Por su parte, The Guardian también ha informado independientemente cómo las fuerzas armadas de Estados Unidos han estado desarrollando desde hace mucho tiempo sistemas que pueden alterar a distancia la electrónica y el objetivo de los misiles disponibles de Irán.

Afirma el experto que la misma tecnología puede utilizarse para modificar o incluso enmascarar el transpondedor de un avión civil de tal manera que se envíe información falsa sobre la identidad y la ubicación.

Estados Unidos –asevera– tiene la capacidad de guerra cibernética y electrónica para interferir y alterar las señales relacionadas con los transpondedores de los aviones y con las defensas aéreas iraníes. “(Israel) presumiblemente tiene la misma capacidad.

Geraldi señala que "Joey Quinn del sitio web (SOT.NET) notó dramáticamente las fotos y videos que aparecieron en The New York Times, que reveló el lanzamiento de los misiles y su impacto en el avión y sus restos después del accidente, incluidos los restos del misil. Las  imágenes aparecieron por primera vez el 9 de enero, en una cuenta llamada (Rich Kids Tehran). Parece que su propietario vive en un pobre complejo de apartamentos cerca de Teherán, donde la cámara fue dirigida en un buen ángulo que logró capturar el misil que golpeó el avión ucraniano.

"Si tomamos las fotos de (Rich Kids) con la posibilidad de intervención electrónica, veríamos que el asesinato de Suleimani es parte de un plan organizado, que incluye las manifestaciones después del incidente, donde los protestantes criticaron la esterilidad del gobierno iraní, y algunos de ellos corearon una solicitud que los gobiernos estadounidense e israelí han estado trabajando para lograrlo durante mucho tiempo. Es decir, Irán, que había sido víctima de la muerte de Suleimani, pronto se convirtió en el agresor ensangrentado que tumbo un avión civil.Hay mucho que aclarar sobre las condiciones para el derribo del avión ucraniano 752", concluye el autor.