Parlamento libanés y el reto del presupuesto estatal para el año 2020

El parlamento de El Líbano aprobó este lunes el presupuesto estatal para el año 2020 con 49 votos favorables, 13 en contra y ocho abstenciones.

  • Parlamento libanés y el reto del presupuesto estatal para el año 2020.

El parlamento de El Líbano aprobó este lunes el presupuesto estatal para el año 2020 con 49 votos favorables, 13 en contra y ocho abstenciones.

De esa manera se aprobó la primera parte del presupuesto y se comenzó a estudiar el proyecto de ley de presupuesto que consta de 42 artículos, de los cuales los primeros 23 fueron aprobados rápidamente.

Los legisladores de la Corriente Patriótica Libre, del bloque Lealtad a la Resistencia y el de Desarrollo y Liberación, más los del Partido Nacional Socialista Sirio, y por su cuenta Nicholas Nahas y Adnan Trabulsi, dijeron sí a la partida presupuestaria.

Las abstenciones corrieron a cargo de 8 diputados y son los representantes de la bancada Encuentro Democrático, Bilal Abdallah, Faysal Al Sayegh, Mohammad Al Hajjar y Akram Chehayeb, y algunos del bloque "Futuro".

Trece diputados votaron en contra, entre ellos algunos de la Corriente Futuro del ex primer ministro Saad Hariri y el diputado Farid Al Khazen. 

El Parlamento libanés cuenta con 128 curules, pero por razones de fuerza mayor solo asistieron 70 diputados ante el asedio de una manifestación antigubernamental que obstaculizaba la entrada.

También sobre la discusión de la partida presupuestaria pendían acusaciones de inconstitucionalidad, pues el recién instalado Gobierno, el encargado de ejecutarlo, aún no recibió el voto de confianza de los legisladores.

Había dudas de si la alineación gubernamental en funciones aceptaría un proyecto elaborado por el saliente ejecutivo o si le haría enmiendas, pero pasó el presentado en octubre por Hariri, quien renunció unos días después de entregar el texto.

Por las redes sociales convocaron a crear un escudo humano para bloquear avenidas y calles que conducen a la plaza Njimeh, donde se encuentra el Parlamento, con el objetivo de frustrar la sesión como lo lograron en noviembre último, pero fracasó.

La violencia caracterizó las manifestaciones de la semana pasada con enfrentamientos entre participantes en la marcha, la policía antidisturbios y las fuerzas de seguridad.

Ante tal posibilidad, las autoridades colocaron esta vez barreras de concreto en los alrededores del Grand Serail o Palacio de Gobierno, un día después que los protestantes intentaron derribar alambradas y avanzar hacia la sede gubernamental.

Los agentes del orden respondieron con gases lacrimógenos y cañonazos de agua y después de varias horas dispersaron la multitud que concentraba sus críticas contra el que llaman gobierno unilateral o de un solo color, del profesor universitario devenido primer ministro Hassan Diab.

Este último nominó a 20 expertos independientes, aunque bajo una distribución equitativa entre musulmanes y cristianos y con respaldo de los partidos Corriente Patriótica Libre, Hizbullah, movimiento Amal y aliados, todos de una denominada alianza del 8 de marzo.

Esa alineación carece del apoyo de la Corriente "Futuro", Fuerzas Libanesas, Kataeb y Partido Socialista Progresista que se negaron a participar en el Gobierno y que se sabe están alineados con Occidente o países del Golfo.

Por su parte, el diputado Qassem Hashem, del bloque parlamentario "Desarrollo y Liberación", declaró que algunos recurren a interpretaciones constitucionales respecto al tema, pero el interés de ordenar las finanzas estatales, es un compromiso nacional y constitucional", indicó.

La partida presupuestaria debió aprobarse a finales del año pasado, aunque la Constitución permitía una extensión hasta finales de enero con un mecanismo especial conocido como regla 12 provisional que adiciona un mes basada en el presupuesto anterior.