Soldados estadounidenses abusan de 54 niñas y venden las grabaciones

Un informe reveló que en un período de cuatro años, unas 54 niñas colombianas fueron violadas por estadounidenses. Las grabaciones de los brutales actos fueron comercializadas con fines pornográficos.

  • Soldados estadounidenses abusan de 54 niñas y venden las grabaciones

 

Entre 2003 y 2007, unas 54 niñas colombianas fueron violadas por soldados y contratistas de Estados Unidos (EE.UU.), quienes además grabaron en video la mayoría de esos abusos y los vendieron como material pornográfico.

La información fue dada a conocer en el "Informe de la Comisión Histórica del Conflicto y sus Víctimas", elaborado por el Gobierno colombiano y los representantes de la guerrilla de las FARC en el marco de las negociaciones de paz.

Con 809 páginas, el documento fue elaborado con el fin de establecer los "orígenes y las múltiples causas del conflicto armado interno" en Colombia.

"La dimensión internacional del conflicto social y armado en Colombia: injerencia de los Estados Unidos, contrainsurgencia y terrorismo de Estado", es la sección en que se desvela el papel de los militares norteamericanos y fue escrita por Renán Vega Cantor, profesor titular del Departamento de Ciencias Sociales de la Universidad Pedagógica Nacional.

El autor sostiene que "hay abundante información sobre la violencia sexual, en total impunidad gracias a los acuerdos bilaterales y a la inmunidad diplomática de los funcionarios de Estados Unidos, que forma parte de un comportamiento sexista y discriminatorio denominado como 'imperialismo sexual', similar a los efectos que se producen en todos los lugares donde se encuentran militares de los Estados Unidos, como en Filipinas, Japón o Corea del Sur".

De acuerdo con Vega Cantor, "uno de los casos más sonados" de los abusos de los militares estadounidenses contra la población local ocurrió en Colombia, "en Melgar y en la vecina Girardot", donde "53 menores de edad fueron abusadas sexualmente por mercenarios, quienes además filmaron y vendieron las cintas como material pornográfico".

El profesor añade que además "en Melgar, un contratista y un sargento de Estados Unidos violaron a una niña de 12 años en el 2007".

Tras la publicación de dicho informe en febrero del 2015, el portal The Daily Beast se ha dirigido al Ejército de EE.UU. para conocer su postura respecto a las acusaciones formuladas contra los militares estadounidenses.

La portavoz del Ejército, Cynthia O. Smith, ha contestado en un correo electrónico que por el momento no se había encontrado evidencia creíble, pero aseguró que era posible realizar más investigaciones al respecto.

"El Comando de Investigación Criminal del Ejército de EE.UU. se está coordinando actualmente con las autoridades colombianas y planea llevar a cabo investigaciones criminales sobre acusaciones creíbles de asalto sexual o actos criminales cometidos por soldados estadounidenses mientras estaban en ese país", aseguró.

"Nos tomamos este tema muy en serio y perseguiremos agresivamente todas las acusaciones creíbles", concluyó la vocera.