Parlamento libanés otorga voto de confianza al nuevo gobierno

El primer ministro, Hassan Diab, declaró que la alineación gubernamental aspira a aplicar de inmediato un plan de rescate para detener la situación actual causante de protestas masivas y escasez de efectivo.

  • Gobierno libanés gana de voto de confianza del Parlamento.

En medio de tensiones por protestas y extrema seguridad impuesta por efectivos policiales y militares, el gobierno libanés consiguió un voto de confianza del Parlamento y se dispone a celebrar su primera sesión este jueves.

El Congreso aprobó la alineación gubernamental del profesor universitario devenido primer ministro Hassan Diab por 63 votos a favor, 20 en contra y una abstención.

De acuerdo con expertos, esa garantía parlamentaria despeja el camino para que los 20 integrantes del ejecutivo comiencen a enfrentar la peor crisis económica, financiera y bancaria en décadas.

Según el diputado por Hizbullah, Mohammad Raad, jefe del bloque Lealtad a la Resistencia, el equipo nominado por Diab era casi la única opción disponible para aquellos que desean formar un gobierno.

“No se ajusta a nuestro lado político. Pero lo aceptamos para facilitar la formación. Confiamos en la posibilidad de diálogo”, precisó Raad.

Añadió que al Estado lo golpeó un terremoto y la gente está buscando un refugio seguro.

Los parlamentarios que votaron a favor pertenecen a los partidos que propusieron el gobierno, Corriente Patriótica Libre, movimiento Amal, Hizbullah y sus aliados.

En contra lo hicieron Corriente Futura, Fuerzas Libanesas, Partido Socialista Progresista y Kataeb, así como algunos legisladores independientes.

Por su parte, el primer ministro, Hassan Diab, declaró que la alineación gubernamental aspira a aplicar de inmediato un plan de rescate para detener la situación actual causante de protestas masivas y escasez de efectivo.

'Nuestra prioridad ahora es proteger el dinero del pueblo en los bancos y mantener la estabilidad monetaria', acotó Diab. 

La tarea es difícil, añadió, pero aún es posible salvar la economía libanesa del colapso.

El Líbano pasa por una etapa crítica sin precedentes y un paso seguro resulta casi imposible sin apoyo externo e interno, señaló el premier.

Subrayó que el gobierno trabajará con toda la sociedad para salvar la nación.

De acuerdo con especialistas, se temía que el Congreso no tendría el quórum de 65 diputados de 128 posibles ante el asedio de una manifestación opositora que trató de impedir la cita.

Los participantes en la sublevación popular iniciada el 17 de octubre último, rodearon la sede del hemiciclo, pese a medidas de protección adoptadas por efectivos policiales y militares.

Las dos sesiones del órgano legislativo se celebraron durante enfrentamientos entre fuerzas del orden y manifestantes con un saldo de unos 400 heridos, informó la Cruz Roja.

'No hay confianza' resultó la frase predominante en carteles y coros del levantamiento.

Por su parte, el presidente libanés, general Michel Aoun, destacó la etapa iniciada a partir del voto de confianza concedido al gobierno por el Parlamento.

Ahora veremos al Ejecutivo enfrentar las causas de la corriente crisis económica y financiera libanesa, aseguró.

La difícil situación actual, precisó, no se puede resolver de inmediato y requiere la aplicación de medidas rigurosas.

Señaló que, en principio, el combate a la corrupción será una de las prioridades.

'Cualquiera que saqueó la tesorería recibirá el peso de la justicia, acotó, que impartirá un tribunal especializado en delitos financieros'.