Unicef: Yemen es un infierno para los niños

Según Geert Cappelaere, director regional de Unicef para Medio Oriente y el Norte África, anualmente 1,8 millones de niños sufren desnutrición aguda y cada día unos 400 mil se enfrentan a la desnutrición aguda grave.

  • Los niños yemenitas son las principales víctimas de esta brutal guerra, con 5,2 millones de ellos en riesgo de hambruna.

Yemen es un infierno en vida para el 50 % o 60 % de los niños que lo habitan, en el que cada 10 minutos muere un menor de hambre o enfermedades por agresiones de Arabia Saudita, señala un informe del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Según Geert Cappelaere, director regional de la entidad de la ONU para Medio Oriente y el Norte África, anualmente 1,8 millones de niños sufren desnutrición aguda y cada día unos 400 mil se enfrentan a la desnutrición aguda grave.

Además, el 40 % de ellos vive en las provincias donde se libra la guerra y sufren por esta razón.

El ministro de Salud del Gobierno de Salvación Nacional de Yemen, Taha al-Mutawakel, confirmó que 100 mil niños yemenitas mueren cada año por los ataques sauditas, las enfermedades y las epidemias, así como por la desnutrición y la falta de medicamentos, resultantes del asedio impuesto.

El conflicto en Yemen, de acuerdo con el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), ha ocasionado “la mayor crisis humanitaria del mundo”, donde hay unos 22 millones de personas que necesitan ayuda para sobrevivir y varios otros millones que padecen hambruna.

Los niños son las principales víctimas de esta brutal guerra, con 5,2 millones de ellos en riesgo de hambruna, según la organización no gubernamental Save the Children (Salven a los Niños). 

La hambruna extrema se suma, no obstante, a enfermedades evitables y el cólera.

En un informe publicado el pasado 11 de diciembre por el proyecto Datos sobre Localización y Acontecimientos de Conflictos Armados (Acled), se estima en más de 60 mil la cifra de civiles muertos en la agresión iniciada el 26 de marzo de 2015 por Arabia Saudita y sus aliados contra Yemen.