Sayyed Nasrallah: Los pueblos de la región tienen solo una opción y es la de enfrentarse de manera global al proyecto estadounidense

Sayyed Nasrallah pronunció un discurso televisado en el acto celebrado en Beirut, con motivo del final de los 40 días de duelo por el martirio de dos símbolos de la lucha contra el terrorismo en la región.

  • Sayyed Nasrallah: Los pueblos de la región tienen solo una opción y es la de enfrentarse de manera global al proyecto estadounidense

 

El secretario general de Hizbullah, Sayyed Hassan Nasrallah, enfatizó que el  llamado "Acuerdo del Siglo" es un plan israelí dirigido a poner fin a la Causa Palestina, destacando que la administración del presidente estadounidense cometió dos grandes crímenes durante las últimas semanas, el primero ha sido el asesinato del comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán Qassem Suleimani y al subcomandante de las Unidades de Movilización Popular de Iraq (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), Abu Mahdi al Muhandis, y el segundo es el anuncio del acuerdo, y llamó a dejar de lanzar acusaciones con respecto a la crisis económica libanesa y dar al nuevo gobierno una oportunidad posible desde el punto de vista tiempo.

Nasrallah, dijo que la Revolución de Irán ha perdurado a pesar de todos los asedios y las guerras, gracias a la presencia de su listo pueblo en todos los campos y en todas las etapas.

En la conmemoración de los cuarenta días de la desaparición física de los mártires del Eje de la Resistencia, Sayyed Nasrallah agregó: "Que sepan los amigos oprimidos y desposeídos que pueden contar con una fortaleza sólida que se consolida a medida que aumentan los riesgos y los desafíos", y señaló que "lo que caracteriza a los líderes mártires era que tenían el sentido de responsabilidad y la disposición de sacrificarse permanentemente y sin límites".

Nasrallah enfatizó que "la Revolución de Irán ha resistido todas las guerras y todos los asedios gracias a la presencia continua de su pueblo en todos los campos y en todas las etapas", considerando que cuando leemos el testamento de Suleimani, encontramos que "se trata de comandante luchador que lleva en su pecho las preocupaciones de su país, de su pueblo y de su nación y los guía en dirección de sus factores de fuerza".

Washington cometió dos crímenes: el primero fue en servicio del segundo y consideró que la administración del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, cometió dos grandes crímenes durante las últimas semanas, el primero fue el asesinato de Suleimani y al Muhandis, y el segundo fue cuando Trump anunció el Acuerdo del Siglo, y "el primer crimen estaba al servicio del segundo".

Nasrallah continuó: "y ambos crímenes están al servicio de los proyectos de la hegemonía y la tiranía y el saqueo estadounidense e israelí a nuestros bienes, recursos y lugares santos", y señaló que "el plan Trump abarca también El Líbano porque incluye el otorgamiento de las Granjas de Chebaa y las colinas de Kafr Chuba y la parte libanesa de la aldea Al Ghayar a (Israel)".

El "Acuerdo del Siglo" es un plan israelí encaminado a poner fin la Causa Palestina.

Al considerar que "el llamado Acuerdo del Siglo" no es un acuerdo sino un plan israelí adoptado por Trump para poner fin a la Causa Palestina," Nasrallah enfatizó que las administraciones estadounidenses anteriores siempre han presentado planes y fracasaron "cuando los pueblos y países interesados decidieron rechazarlos y resistir en su contra".

Y señaló que "las posiciones que surgieron en respuesta al anuncio del plan de Trump fueron de rechazo total", y explicó que "hay países del Golfo que dicen sobre el plan de Trump que está sujeto a estudio y, por lo tanto, así comienza la derrota y la rendición".

Además, hizo alusión a la postura adoptada por la Liga Árabe (LA), Rusia, China, la Unión Europea (UE) y la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que han rechazado el polémico plan anti-Palestina de EE.UU. Solo el premier israelí, Benjamín “Netanyahu, y (el presidente de EE.UU., Donald) Trump apoyan el ‘Acuerdo del siglo’”, indicó.

Nasrallah dijo: "Podría ser correcto decir que hay un plan, aparentemente rechazado por el mundo, y que su autor estaría trabajando con todos los medios posibles para implementarlo", y enfatizó que la nueva etapa requiere que nuestros pueblos en toda esta región vaya a la confrontación primordial, ya que no hay de otra”.

Nuestros pueblos están llamados a enfrentarse contra el símbolo de la arrogancia.

Según Sayyed Nasrallah, "nuestros pueblos deben enfrentarse al símbolo de la arrogancia representado por los gobiernos estadounidenses y actualmente por la administración Trump".

Nasrallah vio que no hay otra opción que la resistencia popular e integral en todas sus dimensiones, lo que indica que "necesitamos conciencia y no temer a Estados Unidos y confiar en nuestra capacidad y la capacidad de nuestra nación".

Consideró que "Trump al asesinar a los líderes de esta manera tan pública y brutal, declaró la guerra y todavía estamos en la fase de la reacción lenta".

Nasrallah vio que no hay otra opción que la Resistencia popular e integral en todas sus dimensiones, lo que indica que "necesitamos conciencia y no temer a Estados Unidos y confiar en nuestra capacidad y en el potencial de nuestra nación".

Y continuó: Estamos ante una confrontación nueva e inevitable porque la otra parte es la que tuvo la iniciativa de atacar, matar y librar guerras, señalando que "Estados Unidos es responsable de todas las guerras y prácticas de (Israel)" en la región.

Asimismo, en otra parte de sus comentarios, añadió que el Gobierno de EE.UU. es el mejor ejemplo de lo que es el terrorismo, el salvajismo y la arrogancia en el mundo, un gobierno que nunca respeta las leyes ni los valores humanos.

Somos una nación viva y fuerte, pero necesitamos decisión, voluntad y determinación.

¿Quién cree que la guerra que tiene lugar hoy contra Yemen no cuenta con la aprobación, protección y apoyo de los estadounidenses? Destacando que "Estados Unidos apoya la guerra en curso contra el pueblo yemení para beneficiarse económicamente de la venta de armas a los países aliados"

Y dijo: "Estados Unidos, para imponer su hegemonía y sus planes, recurrire a todos los medios disponibles, incluidas las guerras encomendadas y los asesinatos", señalando que "DAESH ha tomado el control de las provincias en Siria e Iraq y ha cometido masacres, y los estadounidenses son responsables de estas atrocidades", incluso tal y como lo reconoció el propio Trump.

Y Nasrallah señaló que "todos los pueblos de la región tomarán el fusil frente a la arrogancia, y Estados Unidos no ha dejado otra opción que esa", enfatizando que somos "una nación viva y fuerte, pero solo necesitamos la decisión, la voluntad y la determinación de confrontar en diferentes campos".

El comandante mártir Abu Mahdi Al-Muhandis era una de las figuras centrales y de los líderes de la victoria sobre DAESH (ISIS), dijo Nasrallah, y añadió que "la primera responsabilidad de responder al crimen de asesinar a los dos líderes mártires Suleimani, al Muhandis y sus compañeros recae en los propios iraquíes".

Según Sayyed Nasrallah, el cumplimiento del deber por la sangre de los mártires, al Muhandis y Suleimani, es que los iraquíes preserven a la "Movilizacion  popular" y continúen avanzando hasta "lograr el objetivo de sacar de su tierra a las fuerzas estadounidenses por los medios que ellos elijan".

Vio que "al mártir Suleimani se preocupaba por ver siempre a Iraq querido, capaz, airoso, soberano, independiente y presente en las causas justas de la región, y no aislado".

Hacemos un llamado para separar entre el manejo del archivo económico y financiero del Líbano y el conflicto político interno en el país.

En los asuntos internos libaneses, Sayyed Nasrallah dijo que la situación financiera y económica en el Líbano debe abordarse y encontrar una solución y que esta es responsabilidad de todos.

Y continuó: Nuestras posturas desde el 17 de noviembre "se basaron en los temores por el bien del país y por su interés, y nunca pensamos en una forma partidista o sectaria", y expresó plena disposición "de participar y cumplir con el deber de encontrar soluciones a la situación actual, y no eludimos ninguna  responsabilidad".

Señaló que "continuaremos asumiendo las responsabilidades que valoramos como interés de nuestro país, cualesquiera que sean los sacrificios, ya sea incluso con nuestra sangre o enfrentarnos a situaciones embarazosas", llamando a diferenciar entre el tratamiento del archivo económico y financiero en el Líbano y el conflicto político interno.

Agregó: "Dejemos de lanzar acusaciones incluso en relación con la crisis económica y démosle al gobierno una oportunidad con tiempo posible y razonable", considerando que "los resultados de un supuesto fracaso del gobierno actual afectarán la situación de todo el país".

Al analizar que "las consecuencias de un eventual fracaso del gobierno actual abarcarán la situación de todo el país", enfatizó que "quien llama a la desesperación y se rinde ante la potencia exterior comete una traición nacional".

Señaló que "los instigadores que llaman al nuevo gobierno “el gobierno de Hizbullah” no nos hace daño a nosotros, sino al Líbano en sus relaciones internacionales y árabes", y subrayó que "es una mentira caracterizar al gobierno libanés como gobierno de Hizbullah porque en realidad no es así".