Jefe de Inteligencia Nacional de EE.UU. sin calificación pero leal a Trump

Richard Grenell, quien actualmente es embajador en Alemania, no está calificado para el trabajo, ni tiene experiencia en inteligencia o en la gestión de grandes organizaciones, como las 17 agencias que ahora le reportan, destacó el diario The Washington Post.

  • Jefe de Inteligencia Nacional de EE.UU. sin calificación pero leal a Trump

La campaña del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para purgar el gobierno de cualquiera que no le sea ciegamente leal continuó el miércoles con el nombramiento de Richard Grenell como director en funciones de la Inteligencia Nacional. 

Grenell, quien actualmente es embajador en Alemania, no está calificado para el trabajo, ni tiene experiencia en inteligencia o en la gestión de grandes organizaciones, como las 17 agencias que ahora le reportan, destacó el diario The Washington Post.

No obstante, Grenell se ganó el favor del presidente de una manera familiar: elogiándolo a él y a su agenda en los programas de Fox News y en las redes sociales, comentó el rotativo. 

Probablemente, convenció a Trump de que se puede contar con él para poner los intereses personales y políticos del presidente por encima de los de la seguridad nacional, algo que los dos directores anteriores no harían de forma fiable.

El adulador Grenell no mostrará tal independencia de Trump. Antes de ser nombrado por el presidente al puesto de embajador de Berlín, su experiencia en el gobierno equivalía a trabajar a principios de la década de 2000 como portavoz de los Estados Unidos en las Naciones Unidas, donde era conocido por sus desagradables disputas con los periodistas. 

En Berlín, no tardó en sentirse incómodo con los ataques públicos a las políticas del gobierno alemán y el apoyo abierto a los movimientos nacionalistas de derecha en toda Europa. 

Aunque no se le puede culpar necesariamente por la pésima posición del Trump entre los alemanes - el 13 por ciento dijo en una reciente encuesta del Pew Research Center que confiaban en que el presidente de los Estados Unidos haría lo correcto en relación con los asuntos mundiales, la cifra más baja de Europa - Grenell ciertamente contribuyó a ello.

Según el medio de prensa, Trump ha desarrollado una tendencia a colocar a los funcionarios en funciones en altos cargos y al hacerlo, elude la necesidad de la aprobación del Senado y reduce la influencia y la independencia de los jefes de departamento. 

Grenell podría seguir al mando de la comunidad de inteligencia durante la mayor parte de la campaña presidencial de este año.