The Washington Post: Irán puede estar preparando una sorpresa antes de las elecciones en EE.UU.

Para The Washington Post, a la luz del estancamiento resultante de que Teherán y Washington se niegan a regresar a la mesa de negociaciones, los socios regionales de Washington en particular Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos pueden desempeñar un papel en detener la escalada.

  • The Washington Post: Irán puede estar preparando una sorpresa antes de las elecciones en EE.UU.

La amenaza de guerra no terminó con el asesinato del general Suleimani, sino que el riesgo de un estallido de conflicto antes de las elecciones estadounidenses parece ser grande, señala un reporte del Washington Post.

Según la publicación, el intento de Irán de repetir el escenario de 1980, evitando la elección de Donald Trump en 2020, tendrá consecuencias graves e impredecibles. 

El periódico señala que la sorpresa de octubre puede tomar muchas formas: Reteniendo a los rehenes estadounidenses, renovando ataques contra los petroleros y la infraestructura en el Golfo, tratando de imponer una vergonzosa retirada estadounidense de Iraq, o provocando a (Israel) y arrastrarlo hacia un conflicto más amplio o retirarse del Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares. Por tanto, es probable que cualquiera de estos escenarios recupere el camino de la escalada y el conflicto militar.

Para The Washington Post, a la luz del estancamiento resultante de que Teherán y Washington se niegan a regresar a la mesa de negociaciones, los socios regionales de Washington en particular Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos pueden desempeñar un papel en detener la escalada, ya que Riad y Abu Dabi deben comenzar las negociaciones formales con Teherán de inmediato. 

Por su parte, señala, la administración Trump debería brindarle un apoyo público total. El objetivo inmediato y alcanzable debería ser lograr un acuerdo definitivo de no agresión entre Irán y sus vecinos árabes que se centre en la geografía que rodea el Golfo. 

Dicho compromiso evitaría que la región tenga cualquier ataque a la navegación, las instalaciones costeras y la infraestructura energética; y restringe los ataques electrónicos a objetivos similares.

“Después de eso, dice The Washington Post, nuestros aliados árabes propondrán una serie más objetiva de medidas para fomentar la confianza entre Estados Unidos e Irán y se ofrecerán para ser mediadores entre ambas partes”.

Por otro lado, la publicación estadounidense señala que el acuerdo limitado sobre la seguridad del Golfo no conducirá automáticamente a un acuerdo más amplio, pero puede empujar a las partes a la mesa de negociaciones en 2021. En esa etapa, los aliados árabes pueden convocar a Estados Unidos e Irán a unirse a un marco de negociación que consiste en un grupo más amplio de países interesados para abordar la situación de seguridad de las actividades regionales más globales, incluidas las actividades nucleares, de misiles y otras actividades maliciosas iraníes.

Para crear el clima para estas negociaciones, apunta The Washington Post, Estados Unidos puede otorgar exenciones limitadas para permitir algunas exportaciones del petróleo iraní a países seleccionados.

El artículo concluye que todas las partes tienen interés en evitar el camino de la escalada y que Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos deberían dar los primeros pasos en otra dirección.