Generación del milenio consideran que la salud mental es tan importante como el agua, los alimentos y el refugio

Casi tres de cada cuatro personas de la generación del milenio –equivalentes a 73 por ciento - encuestados en 15 países dijeron que las necesidades de salud mental son tan importantes como el agua, los alimentos y el refugio para las víctimas de las guerras y la violencia armada, según un comunicado de prensa del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) emitido en Ginebra.

Los datos, tomados de encuesta de la compañía “IPSOS” encargada por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) a más de 15,000 personas de entre 20 y 35 años, muestran una creciente conciencia de la importancia de la salud mental en situaciones de conflictos.

De los 15 países encuestados, el mayor apoyo para la salud mental en la generación del milenio, vino de Siria, donde el 87 por ciento de aproximadamente 1,000 encuestados dijeron que las necesidades de la salud mental son tan importantes como el agua, la comida y el refugio para las víctimas de conflictos armados.

Los siguientes países más altos fueron Indonesia (82 por ciento), Ucrania (81 por ciento) y Suiza (80 por ciento).

"Los servicios de salud mental han sido durante mucho tiempo una reflexión posterior a las situaciones de conflicto. Cuando los traumas son invisibles, pueden pasarse por alto fácilmente o bien se colocan como últimos en la lista de las prioridades. Sin embargo, la guerra tiene un impacto devastador en la salud mental y el bienestar psicosocial de millones de personas. Pueden aparecer nuevos problemas de salud mental y pueden reaparecer a flote perturbaciones preexistentes. Para algunos, los efectos serán potencialmente una amenaza para la vida de algunos casos", dijo el presidente del CICR Peter Maurer.

Más de una de cada cinco personas en áreas afectadas por conflictos, prosigue el comunicado del "CICR" viven con algún tipo de condición de salud mental, desde depresión leve y ansiedad hasta trastorno de estrés postraumático. Eso es tres veces más que la población general en todo el mundo que padece estas condiciones. La salud mental y las necesidades psicosociales de las personas atrapadas en conflictos deben ser parte de la creciente atención que se presta a la salud mental en todo el mundo".

Apoyar la salud mental de las personas puede salvar vidas en tiempos de guerra y violencia, tanto como detener una hemorragia de un herido o asegurar agua limpia para la gente, porque las heridas ocultas no son menos peligrosas", dijo el Sr. Maurer.

Esta semana, coincidiendo con el Día Mundial de la Salud Mental, el CICR hace un llamamiento a todos los Estados para que prioricen la salud mental y el apoyo psicosocial en situaciones de violencia y conflicto armado, como un tema extremadamente importante para el éxito de la primera ola de asistencia humanitaria, y como un componente integral de los sistemas de respuesta de emergencia nacionales e internacionales, concluye el comunicado del CICR, organización independiente y neutral que garantiza la protección y asistencia humanitaria a las víctimas de los conflictos armados y otras situaciones de violencia y promueve el respeto por el derecho internacional humanitario y su implementación en el derecho nacional.