“Se busca”, el ¿último? invento trumpista para asfixiar a Cuba

En la concepción de las relaciones internacionales que preconiza la Casa Blanca todo es bussines y el sheriff mundial puede anunciar su recompensa para quienes quieran ayudarlo a hacerle la vida más difícil a los cubanos y a todos aquellos que desean que en sus países la salud sea un derecho al alcance de los que menos tienen.

“Se busca”, el ¿último? invento trumpista para asfixiar a Cuba

De las primeras veces que fui al cine quedó grabada en mi memoria: “Wanted”, la expresión impresa en los carteles con los que los sheriff del Far West daban a conocer que alguien era buscado a cambio de una recompensa.

Y fue lo primero que me vino a la mente al conocer que el gobierno de Estados Unidos acaba de anunciar un fondo de tres millones de dólares para financiar informantes que le faciliten su cacería contra la colaboración médica cubana en más de sesenta países.

En la concepción de las relaciones internacionales que preconiza la Casa Blanca todo es bussines  y el sheriff mundial puede anunciar su recompensa para quienes quieran ayudarlo a hacerle la vida más difícil a los cubanos y a todos aquellos que desean que en sus países la salud sea un derecho al alcance de los que menos tienen. No es sólo la más reciente de un grupo de medidas estadounidenses dirigidas a asfixiar económicamente a Cuba, saboteando una de las más importantes fuentes de ingresos de la Isla, sino que en este caso lo intenta en contra de las decenas de millones de seres humanos que en localidades empobrecidas de todo el planeta han visto por primera vez un médico gracias a los servicios reconocidos mundialmente que prestan los galenos cubanos.

Pero el sheriff de las películas del Far West no contaba con el control de internet, y una tupida red de medios de comunicación para facilitarle la tarea.

Lo primero es construir el villano. El malo no es el sistema que Washinton y sus aliados han impuesto al mundo, condenando a miles de millones de seres humanos a vivir sin atención médica, sino la “trata de personas” que el gobierno cubano hace cuando organiza, con la participación consciente de sus calificados profesionales de la salud, programas de atención médica que han salvado más vidas que todos los dólares que Estados Unidos ha destinado a planes de injerencia en medio mundo, disfrazados de atención humanitaria desde la “Alianza para el Progreso” hasta acá. Para ello hay que amplificar las voces de la minoría que se presta para denigrar el sistema que los formó y sobre todo prohibirle la palabra en los medios de comunicación a la enorme mayoría de esos médicos cubanos que permanecen leales a su país y al juramento hipocrático, a pesar de las promesas de prosperidad que Washington lleva décadas haciéndoles.

Algo tan primitivo, y poco original, como pagar informantes, sólo puede salir de una mente que ve a todos y a todo como susceptible de ser comprado y vendido, y presta a venderse ella misma. ¿Marco Rubio? ¿Mauricio Claver Carone? ¿John Bolton? ¿Mike Pompeo? Da igual, la solución a todo con dinero está enraizada en la historia del país que se pretende modelo universal en esta mezcla de estado policial con Far West  en que se va convirtiendo el mundo y se traduce en que un magnate inmobiliario ocupa a Casa Blanca.

Llevan sesenta años intentando comprar cubanos, bombardeándolos con propaganda en la que sólo en RadioTv Martí -la emisora anticubana asentada en Miami donde el salario triplica el ingreso medio en los EE.UU. y cuyos colaboradores en Cuba hurgan como buitres en la realidad cubana para convertirla en dinero pagado por el Tío Sam-  han invertido más de mil millones de dólares, pagando mercenarios para el terrorismo o la mentira. Sólo que el resultado quedó a la vista este 24 de febrero: 87% de los electores cubanos votó Sí a una Constitución que ratifica el socialismo y el liderazgo del Partido Comunista.

Menos mal que las libertades de información y de prensa que tanto preconiza su gobierno impiden a los estadounidenses enterarse de cómo sus líderes despilfarran el dinero de sus impuestos, porque si se enteraran, y su democracia sirviera para algo, los que tendrían sus rostros en el cartel de Wanted serían Trump, Bolton, Claver Carone y Pompeo.

Las ideas y opiniones expresadas en este artículo son las de los autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de Al Mayadeen
Iroel Sánchez

Ingeniero y periodista cubano. Trabaja en la Oficina para la Informatización de la Sociedad cubana. Fue Presidente del Instituto Cubano del Libro.

Fidel y su aporte para enfrentar la Covid-19 y la etapa pos pandemia

La creación de centros de investigación biotecnológica de primer nivel mundial, la formación de...

Barcos negreros, colas y escaseces en tiempos de Covid-19

Las imágenes que han recorrido el mundo desde las cárceles de El Salvador, muestran cómo trata a...

Coronavirus y filosofía del despojo

El último abrazo que di previo a estos días de pandemia y aislamiento lo tengo bien guardado....

Una guerra en Venezuela, ¿la cortina de humo que necesita Trump?

Esta sería una historia ideal para el periodismo de investigación si el muro mediático que...

“Medios, redes y paredes”, nace una Universidad para la comunicación liberadora

Al control de las principales plataformas por grandes empresas subordinadas a las políticas de...

Un demócrata llamado Evo Morales

Indefensas ante su enemigos de clase, con las instituciones armadas al servicio de la oligarquía...

Temas relacionados

Fidel y su aporte para enfrentar la Covid-19 y la etapa pos pandemia

La creación de centros de investigación biotecnológica de primer nivel mundial, la formación de...

Cuba y Argelia: una historia de solidaridad que comenzó por la Salud

Tanto para Argel como para La Habana, el éxodo de los médicos fue un duro golpe, pero también...

Interferón en pacientes con Covid-19, una esperanza de vida

Tras el comienzo del brote, las autoridades sanitarias chinas seleccionaron el interferón cubano...

Minnesota busca colaboración de Cuba para enfrentar la Covid-19

El estado norteamericano de Minnesota ha pedido que se permita la ayuda de Cuba en la lucha...