EE.UU. es el responsable de que Irán supere límites de uranio enriquecido, asegura Cancillería rusa

El Ministerio de Relaciones Exteriores calificó de lamentable que se haya excedido el límite designado por el PAIC, pero esto debe tomarse como una consecuencia natural de todos los eventos que lo precedieron.

EE.UU. es el responsable de que Irán supere límite de uranio enriquecido, asegura Cancillería rusa.

El hecho de que Irán haya superado el límite de las reservas de uranio poco enriquecido se debe a las sanciones de Estados Unidos, que no permiten a Teherán cumplir con sus obligaciones en virtud del pacto nuclear, afirmó la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajarova.

Rusia está siguiendo muy de cerca el desarrollo de la situación en torno al acuerdo nuclear, incluida su aplicación, explicó.

De acuerdo con la vocera rusa, es lamentable que se haya excedido el límite designado por el PAIC, pero esto debe tomarse como una consecuencia natural de todos los eventos que lo precedieron.

Según la diplomática, todas las actividades de Irán siguen controladas por el OIEA y no hay motivos para preocupación alguna desde el punto de vista de la no proliferación nuclear.

Precisó que Moscú espera que Teherán siga cumpliendo con responsabilidad los compromisos asumidos en el marco del acuerdo nuclear.

El 1 de julio, el director general del OIEA, Yukiya Amano, dijo que Irán había superado la cantidad de 300 kilogramos de reservas de uranio enriquecido, permitida por el PAIC. Irán advirtió que no asumía compromisos sobre el almacenamiento de las reservas de uranio enriquecido.

En 2015, Rusia, Estados Unidos, el Reino Unido, China, Francia, Alemania y la Unión Europea firmaron el PAIC, que estableció limitaciones al programa nuclear iraní para excluir su posible dimensión militar, a cambio del levantamiento de sanciones internacionales.

Uno de los compromisos que asumió Irán fue no acumular más de 300 kilogramos de uranio enriquecido a un nivel máximo del 3,67%.

Las tensiones entre Washington y Teherán aumentan desde mayo de 2018, después de la retirada unilateral de EE.UU. del acuerdo nuclear y la imposición de varias sanciones contra Irán, a lo que este respondió un año más tarde con el abandono parcial de sus compromisos en el marco del pacto.