Nasrallah: Israelíes verán en vivo su destrucción si entran a El Líbano

Nasrallah prometió a los israelíes ver la transmisión en vivo de la destrucción de sus brigadas militares "si ingresan a El Líbano", y advirtió a Tel Aviv que ni siquiera piense en entrar en un nuevo conflicto con con ese país y el poderoso Hizbullah.

Nasrallah: Los israelíes verán una transmisión directa de la destrucción de sus brigadas militares si entran a El Líbano

El secretario general del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hizbullah), Sayyed Hassan Nasrallah, adviritó que en caso de una nueva guerra, (Israel) verá la transmisión en vivo de la destrucción de sus fuerzas militares.

En un discurso para conmemorar el 13.º aniversario de la victoria de El Líbano en la guerra de 33 días en 2006, el líder libanés recordó que esa confrontación “tenía como objetivo crear un nuevo Oriente Medio”.

“Este conflicto fue planeado por EE.UU.”, durante el cual Washington pretendía aplastar la Resistencia libanesa, asediar a Irán y extender su hegemonía en Medio Oriente, "(Israel) fue solo una herramienta”, enfatizó.

Nasrallah comentó que el enemigo sionista se limitó a reaccionar solo el primer día de la captura de dos de su soldados, pero Estados Unidos llevó adelante el conflicto bélico.

La guerra de julio fue complementaria a la invasión estadounidense de Afganistán e Irak, y que sus objetivos eran liquidar la resistencia en El Líbano, Palestina, Irak, al gobierno del presidente sirio Bashar al-Assad y aislar a Irán, apostilló. 

"La guerra se detuvo por la única razón de que EE.UU. e (Israel) concientizaron de que era un fracaso”, expresó Nasrallah tras agreagr que si (Israel) continuaba la agresión de julio, se daría cuenta de que se dirigía a un gran desastre.

Al respecto, reveló que algunas partes árabes "prefirieron esperar dos semanas con la esperanza de que (Israel) lograra sus objetivos", y lo que obligó a Hizbullah a aceptar el cese de la guerra fue la situación humanitaria y social durante la agresión.

Nasrallah citó a un funcionario diplomático árabe que expresó que el actual asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Bolton, les había dicho a los árabes en Nueva York que la guerra solo cesaría con el aplastamiento de Hizbullah y la entrega de sus armas.

Explicó que los israelíes han renunciado a muchas de las condiciones que impusieron al comienzo de las negociaciones que precedieron al cese de la guerra. "Lo que detuvo la guerra fue la fuerza de El Líbano y de la resistencia, así como el poder de la ecuación de oro Ejército-pueblo-resistencia”, subrayó.

Nasrallah resaltó que el poder que posee hoy la resistencia "nunca se puede medir por lo que tuvo en la guerra de julio de 2006".

A su vez, el líder de Hizbullah confirmó que la resistencia libanesa se convirtió en una fuerza con presencia regional, “se benefició de la experiencia de la guerra de julio y los combates y puso en práctica un sistema creativo para defender su tierra".

En esta línea, Nasrallah prometió a los israelíes que verán una transmisión en vivo de la destrucción de sus brigadas militares "si ingresan a El Líbano", y advirtió al régimen que ni siquiera piense en entrar en un nuevo conflicto con el país y el poderoso Hizbullah.

Con respecto al ejército sionista, señaló que "el ejército terrestre israelí todavía no puede llevar a cabo una operación militar terrestre contra e El Líbano y tampoco contra Gaza", y que "la guerra de julio reveló la verdad de (Israel). Añadió que sus funcionarios afirman que su frente interno no está listo para la guerra".

"Durante la guerra de julio, (Israel) y sus aliados querían poner fin a toda resistencia en la región, pero hoy tenemos un frente y un eje de resistencia", precisó.

En cuanto a la situación actual en la región, Nasrallah comentó que Siria se ha mantenido firme y se está moviendo hacia la victoria final, al igual que Irak, lo que preocupa a Estados Unidos, pues todos los esfuerzos de los enemigos no lograron derribar el frente de resistencia en Palestina, Siria, Irak, Yemen e Irán.

Sobre el tema iraní, el Secretario General de Hizbullah consideró que "estamos frente a un logro real y significativo a la luz del declive de las declaraciones y el ruido estadounidense" sobre la guerra contra la nación persa.

"Irán -acotó- ha demostrado tener el coraje y la evidencia fue derribar el dron estadounidense y la detención del petrolero británico".

Nasrallah dijo que los estadounidenses descubrieron que no podían apostar por la división del gobierno en Irán y enfatizó que "la guerra contra Irán significa la guerra contra todo el eje de la resistencia y que toda la región se encenderá".

En otras declaraciones, puntualizó que los pequeños jugadores de la región se dieron cuenta de que el fuego que querían encender no solo les quemaría los dedos sino también la cara.

Al final de su discurso, Nasrallah auguró una pronta victoria para el pueblo de Yemen que ha estado luchando desde hace más de cuatro años contra una coalición liderada por Arabia Saudita.