La ocupación es la mayor amenaza a la seguridad de (Israel), afirma exdirector de Shin Bet

Para Ami Ayalon, excomandante en jefe de la Armada israelí y exdirector del servicio de seguridad Shin Bet, el país hebreo está participando en una segunda guerra para ampliar su frontera hacia el este, para construir más asentamientos e impedir el establecimiento de un Estado palestino al lado. Se trata -en su opinión- de una guerra injusta, basada en la negación a los palestinos de su derecho legítimo a la autodeterminación en un Estado propio.

La ocupación es la mayor amenaza a la seguridad de (Israel), afirma ex director de Shin Bet.

Ami Ayalon, excomandante en jefe de la Armada israelí , afirmó que “la continuación de la ocupación es la mayor amenaza a la seguridad de (Israel) y a nuestra existencia como democracia”.

Según el exdirector del servicio de seguridad Shin Bet, Tel Aviv enfrenta en la actualidad enormes desafíos que le amenazan y que –en su opinión–no serán posibles de superar sin la ayuda de Estados Unidos.

Según cuenta, Ayalon perdió amigos en la batalla, envió soldados a la guerra, algunos de los cuales nunca regresaron.

Para muchos de los compatriotas de Ayalon, eso es difícil de reconocer. Ellos ven a (Israel) encerrado en una lucha permanente por su propia existencia.

Sin embargo, “los verdaderos amigos de (Israel) en Estados Unidos son capaces de reconocer una realidad diferente. Lo que los Estados Unidos pueden ver, desde fuera, es que los israelíes estamos luchando en dos guerras diferentes y separadas”.

La primera, señala Ayalon, una guerra por el establecimiento y la protección de (Israel), dentro de las fronteras de 1967, basada en resoluciones internacionales, en el espíritu de nuestra Declaración de Independencia.

La segunda, es una guerra que -según él- amenaza con sabotear todos los demás sacrificios y conquistas alcanzados. Es una guerra para ampliar nuestra frontera hacia el este, para construir más asentamientos e impedir el establecimiento de un Estado palestino al lado. 

Ayalon dice representar las opiniones de la gran mayoría de los altos mandos de las Fuerzas de Defensa de Israel, pasados y presentes, que creen que esta segunda guerra injusta no se puede ganar sólo por medios militares.

“Si no lo ponemos fin a través de un acuerdo de dos Estados, continuará durante generaciones. Sólo conducirá a más violencia y terror. Si se permite que continúe, será en última instancia el fin de (Israel) como lo imaginaron los padres fundadores del sionismo”, señaló.

En tiempos de crisis, cuando los Estados Unidos ven lo que está escrito en la pared -y cuando no lo hacemos o no podemos hacerlo- es su deber como buen aliado levantarse y decirnos la verdad. Este es el verdadero significado de la responsabilidad mutua, la amistad y la alianza, concluye Ayalon.