Ejército sirio frustra acciones terroristas en Idleb y Hasakeh

Unidades del Ejército sirio lograron frustrar acciones terroristas al sur de la provincia de Idleb, contra la central eléctrica de Mabrouka, en Hasakeh y en la autopista internacional que atraviesa esas regiones a 600 kilómetros al norte de Damasco.

  • Ejército sirio frustra acciones terroristas en Idleb y Hasakeh
    Ejército sirio frustra acciones terroristas en Idleb y Hasakeh.

Unidades del Ejército sirio lograron frustrar acciones terroristas al sur de la provincia de Idleb, contra la central eléctrica de Mabrouka, en Hasakeh y en la autopista internacional que atraviesa esas regiones a 600 kilómetros al norte de Damasco.

En Idleb, último bastión de los grupos terroristas en Siria, fueron rechazados intentos de infiltración y se ocupó un tanque de la llamada Junta para la Liberación del Levante, otrora Frente Al Nusra, indicaron fuentes militares.

Asimismo, se anunció la captura de una base cerca de la ciudad de Umm Al-Tinah, en la región norte de Hasakeh, luego de sucesivos enfrentamientos con grupos extremistas respaldados por Turquía.

Mientras en Alepo, provincia fronteriza con Turquía y donde se desplazan efectivos de Ankara, la artillería siria bombardeó posiciones y movimientos de grupos terroristas en el sudoeste de la zona en respuesta a los ataques a la ciudad de Alepo y otras áreas cercanas como Al Rashidin y las granjas de Al Mallah.

De acuerdo con diversas fuentes, más de 250 integrantes del denominado Ejército Nacional Sirio (SNA) respaldado por Ankara, cayeron en los diversos combates con las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), integrada mayormente por kurdos.

El informe señala que esos hechos ocurren tras las operaciones militares de fuerzas turcas desde el pasado nueve de octubre contra grupos kurdos a partir de la región de más de seis mil kilómetros cuadrados que ocupan desde el 2016 en áreas fronterizas de la provincia siria de Alepo, hecho denunciado de manera insistente por el Gobierno sirio.


LE RECOMENDAMOS LEER

Siria: La solución se retrasa, ¿pero para cuándo?